Se puede re-educar un “paladar”

Por Julia Salinas Dücker

Podríamos pensar que agregar verduras y hojas a nuestra dieta diaria es muy fácil. Sin embargo, a muchas personas les desagrada el sabor amargo de estos alimentos, principalmente los de color verde obscuro como la espinaca, quelites, acelgas o brócoli.

¿Es posible acostumbrarse? Podría sonar a que solo es cuestión de cambiar la preparación o aderezarlos de manera distinta, pero hay toda una ciencia detrás de esto. De acuerdo a un nuevo estudio publicado por la Universidad de Búfalo, la clave está en las proteínas de la saliva, que afectan el sentido del gusto y por lo tanto, la composición de nuestra dieta diaria.

La saliva es un fluido sumamente complejo que contiene alrededor de mil proteínas específicas con diversas funciones que no están completamente identificadas. Cualquier alimento que consumimos se disuelve en la saliva mucho antes de interactuar con nuestras papilas gustativas, por lo que estas proteínas son las responsables de producir y crear los “sabores” que representa después nuestro cerebro. Tanto así que lo que comemos crea una huella en nuestro “proteoma salival” y va influyendo en todas las decisiones que tomamos acerca de la comida y bebida a lo largo de nuestra vida.

Estudios previos, ya habían demostrado una relación entre lo que comemos y los ingredientes de la saliva. Ahora se observó que estas proteínas también influyen en la manera de percibir y elegir nuestros sabores preferidos. Estos descubrimientos pueden tener un enorme rango de aplicaciones: desde la tecnología de alimentos, hasta el tratamiento de la obesidad.

Si logramos convencer o convencernos como adultos de probar por lo menos dos veces a la semana estos alimentos ( aunque aún no se cuente con un número de exposiciones exactas), con el tiempo se aprende a disfrutarlas e incluso preferirlos sobre otros, una vez que las proteínas en nuestra saliva se hayan re- educado. Imagínense que esto toma especial trascendencia en los niños y jóvenes. Si desde pequeños se educa al “paladar” podrán tomar mejores decisiones acerca de su alimentación y prevenir de esta forma la creciente pandemia de sobrepeso y enfermedades metabólicas que nos “ataca”.

¡Los leo en mis redes!

Julia Salinas Dücker es Médico Especialista en Nutrición Clínica.
Tw: @juliasalinas
FB: Dra. Julia Salinas Dücker
IG: @antojodiabolico

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares