Josef Mengele, el médico asesino de Auschwitz

Por: Allie Ann

Como médico de las SS ––cuerpo de protección nazi ––, con formación de élite. Josef Mengele tuvo sus inicios como guardia personal de Adolf Hitler. De reputación infame por sus experimentos médicos inhumanos con prisioneros en campos de concentración, este personaje conocido como el “Ángel de la muerte” representa uno de los pasajes macabros ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los primeros años de Josef Rudolf Mengele

Mengele nació el 16 de marzo de 1911 en Günzburg, una ciudad de Alemania, en el seno de una respetada familia católica. Fue el mayor de tres. Sus padres Karl Mengele y su esposa Walburga, fueron unos acaudalados industriales de la ciudad de Baviera.

Josef adoraba a su madre y era muy unido a ella, a pesar de ser ésta muy severa y estricta; sin embargo, mantenía cierta distancia con su padre. Él nunca destacó por su capacidad para hacer amigos, pero desde muy joven su ideología estuvo marcada por el nacionalsocialismo.

En abril de 1930 concluyó la secundaria y ese mismo año comenzó a estudiar la carrera de antropología en la Universidad de Múnich, donde obtuvo el doctorado en antropología con la tesis  “Estudio morfológico de razas realizado en la pieza frontal del hueso submaxilar en cuatro grupos raciales”, en 1935.

Finalmente, en 1938 logró conseguir otro doctorado en la carrera de Medicina en la Universidad de Frankfurt am Main, con la tesis “Estudios de la fisura labial-mandibular-palatina en ciertas tribus”.

WP Josef Mengele 1956.jpg

Y después de varios intentos logró ser uno de ellos

Intentó por todos los medios entrar a cualquier organización nazi, pero no destacó en ninguna. Las SS lo rechazó en su primer intento, así que tuvo que esperar tres años más para aplicar de nuevo. En 1937 se afilió al partido una vez más y, al año siguiente, se convirtió en oficial de la SS, después de confirmarse que sus antepasados eran arios.

Poco después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, Mengele comenzó a desempeñarse como oficial médico de Waffen- SS (componente “armado” del cuerpo paramilitar nazi) en Francia y Rusia, donde efectuó sus primeros experimentos sobre genética y eugenesia –– disciplina que busca aplicar las leyes biológicas de la herencia para perfeccionar la especie humana ––.

En 1943, Mengele fue llamado a un puesto que le merecería toda su experiencia. El jefe de las SS, Heinrich Himmler, lo nombró médico jefe de los campos de exterminio de Auschwitz. Con este título y con sus distintivos guantes blancos, Mengele supervisó la selección de los prisioneros entrantes a Auschwitz para el trabajo tortuoso o el exterminio inmediato, gritando “¡Bien!”, “¡A la Izquierda!”. Lamentablemente los prisioneros no sabían que esa división los llevaría a su destino.

Gemelos judíos mantenidos con vida para ser usados en los experimentos de Mengele.

Las atrocidades de su experimentación

Deseoso de avanzar en su carrera médica comenzó a experimentar con los prisioneros judíos que llegaban a los campos de concentración. Bajo la apariencia de “tratamiento” médico, Mengele inyectaba y ordenaba a otros miembros de su equipo  que suministran a miles de presos, desde gasolina hasta cloroformo, con la finalidad de estudiar los efectos de estos químicos en el humano. Se dice que también lo experimentó en niños para tratar de cambiar el color de sus ojos a azul.

Entre otras atrocidades y obsesionado particularmente con los gemelos, realizó experimentos con alrededor de mil 500 parejas de hermanos durante su estadía en Auschwitz, la mayoría de los cuales eran niños judíos o romaníes. Si un gemelo moría, el otro también sería asesinado para que pudiera realizar una autopsia comparativa. Se comenta que a algunos infantes los llegó a coser por la espalda para analizar su progresión, pero morían por infecciones fruto de la operación.

Como los nazis investigaron con mucho interés las armas biológicas, Mengel inyectaba a los presos germenes letales para estudiar sus efectos. Sin embargo, la reputación de brutalidad del conocido como “Ángel de la muerte” no se basó exclusivamente en sus actividades de laboratorio. En una ocasión ordenó que 750 mujeres fueran enviadas a las cámaras de gas, simplemente para resolver el problema de una infestación de piojos en su bloque.

Bloque 10, el pabellón «médico» de Mengele en Auschwitz.

¿A dónde fue Mengele?

Al finalizar la guerra, Mengele pasó un breve período bajo custodia estadounidense, tiempo durante el cual sus captores no se percataron de que había sido parte de las SS. Al final, fue liberado, logró escapar del encarcelamiento y pasó a la clandestinidad, sirviendo durante cuatro años en un establo cerca de Rosenheim en Baviera.

Luego, según informes, escapó de Génova , Italia, a Sudamérica en 1949. Se casó, por segunda vez, en Uruguay en 1958 y, como “José Mengele”, obtuvo la ciudadanía en el mismo país en 1959.

Mengele2.jpg

En 1961 aparentemente se trasladó a Brasil, donde se convirtió en amigo de un nazi veterano, Wolfgang Gerhard. Finalmente, el 31 de mayo de 1985, siguiendo una pista recibida por la oficina del fiscal de Alemania Occidental, los expertos viajaron a Brasil.

Las autoridades alemanas se pusieron en contacto con la policía de São Paulo y después de realizar un interrogatorio a personas cercanas a Josef, logran obtener la dirección del lugar donde se encontraba enterrado bajo la identidad de Gerhard. Sus restos fueron exhumados el 6 de junio de 1985. El examen forense se centró en su dentadura, la cual mostró un notorio diastema — espacio interdental — en los dientes incisivos superiores, rasgo característico de Mengele.

Cuatro días después, el hijo de su segundo matrimonio hizo pública una declaración admitiendo que se trataba del cadáver de su padre, quién murió de un ataque al corazón mientras nadaba.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares