“Lloverán” peticiones de asilo en México

McAllen,Texas.- El Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional han publicado nuevas condiciones para quienes intentan buscar asilo en los Estados Unidos y uno de ellos afectaría gravemente a México. Lo anterior impedirá que cualquiera que haya viajado a través de un tercer país solicite asilo político en la frontera sur de los Estados Unidos.

El martes 16 aparecieron en el Diario Oficial de la Federación las nuevas reglas del gobierno estadounidense para considerar las miles de peticiones de asilo que recibe todos los días por parte de extranjeros (especialmente centroamericanos).

Estados Unidos revisará si quien ha huido de su país al ser perseguido por su afiliación política o religiosa, preferencia sexual, nacionalidad o raza, ha entrado a un tercer país y no solicitó protección. Si no lo hizo y llega a los Estados Unidos por la frontera Sur, su petición de asilo no será aceptada, a menos que el tercer país se lo haya negado equivocadamente.

La nueva disposición del gobierno norteamericano intenta frenar la gran cantidad de extranjeros que han llegado a su territorio con el fin de solicitar asilo, pues en la mayoría de los casos no califican. La medida entró en vigor a partir del Martes 16 de julio, cuando apareció publicada en el Registro Nacional y fue fuertemente cuestionada.

Algunas agrupaciones pro inmigrantes y defensoras de los Derechos Humanos dicen que ni México ni Guatemala —en el caso de los centroamericanos— cuentan con los recursos para aceptar la llegada de miles de personas de diferentes lugares del mundo, no solo de Centroamérica.

Para Geoff Thale, Vicepresidente de Programas de la Oficina de América Latina en Washington (WOLA), declara que por un lado este cambio crea mayores riesgos para los migrantes. Asimismo se genera una carga para las protecciones de asilo en países como México y Guatemala. Thale dice que más allá de las preguntas importantes con respecto a su legalidad, este cambio de reglas también “crea mayores riesgos para los migrantes en tránsito”. 

“Este cambio de reglas es el último de una serie de programas agresivos e ilegales propuestos por la administración del Presidente Trump que buscan reducir drásticamente los derechos de las personas que buscan asilo en los Estados Unidos”,“La norma anunciada no tiene en cuenta las duras realidades sobre el terreno en México y Guatemala, los dos países a través de los cuales la mayoría de los solicitantes de asilo pasarán a Estados Unidos”, agrega WOLA. Guatemala tiene un sistema de asilo político poco desarrollado, por lo que las condiciones de huida en otros países normalmente no pueden solicitar asilo allí, acusa.

En los primeros cinco meses del año, Guatemala recibió solo 172 solicitudes de asilo; el país ha recibido alrededor de 1,300 solicitudes desde 2002. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.