Jorobados: el cuerpo humano del futuro

Pasar horas mirando hacia abajo, usando el teléfono, deforma el cuello y la columna vertebral pierde su equilibrio. En consecuencia, los músculos del cuello tienen que hacer un esfuerzo adicional para sostener la cabeza.

Dentro de 81 años, el frecuente uso del teléfono de las próximas generaciones podría agudizar la evolución del cuerpo humano, ya que, el uso excesivo de enormes teléfonos inteligentes causan más daño que beneficio, como, por ejemplo: tensión ocular digital, dolores musculares cuello, hombros y espalda, y neuralgia occipital.

Un informe presentado por la agencia de telecomunicaciones norteamericana Toll Free Forwarding, afirma que este impacto físico podría empeorar. La compañía desarrolló un prototipo en tercera dimensión de cómo luciría el cuerpo humano en 2100 a partir de ahora.

Con la ayuda y opinión de expertos en la salud, la representación 3D muestra el daño morfológico que el cuerpo podría sufrir, y todo gracias al uso excesivo teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos.

La representación en 3D lleva por nombre “Mindy”. Tiene una espalda encorvada, causada por horas sentada frente a un monitor y un cuello un poco más alargado debido a la posición en la que se inclina la cabeza cada que alguien mira su teléfono celular.

En Mindy, también se puede apreciar que una mano permanece en posición inusual, como si sus dedos estuviesen siempre sosteniendo un teléfono. Asimismo, el codo se mantiene en un ángulo de 90 grados.

La “garra de texto”, se produce después de agarrar constantemente su teléfono inteligente, doblando sus dedos en una posición poco natural durante largos períodos de tiempo.  

Además de esto, se cree que los seres humanos podrían desarrollar un párpado interno y más grande para evitar la exposición a una luz excesiva. O el cristalino del ojo podría evolucionar de tal manera que bloqueara la luz azul entrante, pero no otras luces con alta energía luminosa, como el verde, el amarillo o el rojo.

Los efectos de la tecnología en el cuello también han dado lugar a una nueva condición, llamada adecuadamente “cuello técnico”.

Cuando estás trabajando en una computadora o mirando tu teléfono, los músculos de la parte posterior del cuello tienen que contraerse para mantener la cabeza erguida. Cuanto más mires hacia abajo, más difícil será trabajar los músculos para mantener la cabeza erguida. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.