Crisis en salud mental debido al cambio climático

Depresión, ansiedad, estrés postraumático y el abuso de sustancias, son crisis de salud mental que tienden a surgir después de un desastre natural. Y, conforme el cambio climático está más presente, estos problemas aumentan.

Para el pueblo de los Inuit en Labrador, Canadá, el desastre climático ha llegado. Esto representa un golpe cultural a sus tradiciones, pues tienen un vínculo fuerte con su tierra. Si no pueden salir, no se sienten vivos. Sin embargo, sus tierras se están calentando dos veces más rápido que el promedio mundial, poniendo en peligro el hielo del que dependen para viajar.

Durante estas catástrofes ha habido algunos aumentos en los intentos de suicidio en las comunidades afectadas. A todo este fenómeno se le conoce como pena ecológica: el luto de los ecosistemas y las formas de vida que están desapareciendo a medida que el planeta se calienta. 

Por ello, mientras aumenta el nivel de los mares, las tormentas son más intensas y las temperaturas más altas, la crisis internacional de salud mental también lo hará.

Un estudio recopiló estadísticas de temperaturas y suicidios a nivel de condado en los Estados Unidos, y municipal en México. El aumento en las tasas de suicidio mensual es de 0.7 % y 2 % respectivamente. Estas tasas fluctúan en todo el mundo, y en donde son más altas, la temperatura no es necesariamente la más alta. Pero el impacto en la salud pública podría ser devastador.

Aunque como se podría pensar, no fueron las personas de zonas rurales, sino aquellas que viven en entornos urbanos, las cuales describieron una sensación general de desesperación y ansiedad.

A pesar de que la raíz del problema puede ser la misma, las manifestaciones del cambio climático pueden ser muy diferentes. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.