Jesús Martín del Campo, más corriente que la energía eléctrica.

Más corriente que la energía eléctrica. Así es, el presidente de la mesa directiva del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Martín del Campo sacó a relucir su baja ralea al esbozar palabras altizonantes contra sus compañeros de curul.

Cuando se estaba discutiendo un punto de acuerdo impulsado por el PRD, sobre las condiciones en que operará la Guardia Nacional en la capital de la república, el simulador del movimiento estudiantil del 68, no se dio cuenta de que el micrófono estaba abierto y empezó a espetar verdaderas bajezas contra los diputados que estaban votando el punto de acuerdo que terminó  siendo desechado.

Jesús Martín del Campo, siempre ha sido un vividor, no tuvo nada que ver en el movimiento estudiantil de 1968, si su hermano que fue asesinado, pero él se erige cómo un ex estudiante participante.

Toda su vida ha sacado provecho defraudando al pueblo de México, por algo que no fue, ni hizo.

Todo eso le ha permitido ocupar a la mala junto con su esposa Etelvina Sandoval, cargos que no merecen en áreas de la Secretaría de Educación Pública.

Hoy por ejemplo en la dirección de la Escuela Normal Superior, Martín del Campo, busca imponer a su esposa Etelvina Sandoval como directora para construir una pareja imperial cobijado por el color vino.

Así se las gasta quien presume que fue parte del movimiento estudiantil del 68. 

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares