Las casas de Frida Kahlo, Leonardo da Vinci, Miró y Picasso fueron convertidas en museos

En la calle Londres en Coyoacán, uno de los barrios más antiguos y hermosos de la Ciudad de México, está Casa Azul, la casa donde nació en 1907 la famosa pintora Frida Kahlo y murió en 1954. La casa fue construida en 1904 por el padre de la artista y desde 1958 es un museo interesante, un hito cultural en la capital mexicana.

La casa-museo está abierto todos los días, excepto los lunes, y es visitado por curiosos y amantes del arte; En su interior alberga obras, joyas, ropa, numerosos artículos personales, como una silla de ruedas y una vasta colección de artefactos precolombinos que su esposo Diego Rivera amaba coleccionar. La casa de Frida Kahlo se llama “azul” porque está dominada por el azul cobalto. La entrada cuesta 200 pesos.

Leonardo en Anchiano (Florencia)

En Anchiano, una pequeña fracción del municipio de Vinci, está la casa donde en 1452 nació y vivió el genial artista, ingeniero y científico Leonardo, creando muchas de sus obras maestras.

La granja del siglo XV, situada entre los olivos y viñedos de la campiña toscana, se transformó en un museo en 1952 y se restauró en 2012 en un centro interactivo, donde numerosos objetos y algunas reproducciones interesantes de alta resolución de las obras de Leonardo.

El pequeño museo, que forma parte de la asociación “Case de lla Memoria”, está equipado con tecnologías que le permiten acercarse a la vida y los eventos artísticos de Leonardo, como el holograma de tamaño natural que narra anécdotas biográficas.

La aplicación “Leonardo Touch” también le permite consultar las obras del Maestro, Leyendo la descripción y comparándolas con obras de otros artistas. La casa está abierta todos los días y la tarifa de entrada de 13 euros.

Picasso en Málaga

En 1881 en la plaza 15 de Merced, en el corazón de Málaga, nació Pablo Picasso; Hoy en día, la cuna del famoso artista es parte de la “Fundación Picasso” y se transformó en un museo, donde se exhiben numerosas obras y dibujos, un verdadero homenaje al gran pintor.

El museo, en un edificio de cuatro pisos, alberga objetos de cerámica, grabados, libros ilustrados, fotografías y lienzos creados desde 1931 hasta 1971, así como una rica colección de obras maestras gráficas que representan a artistas como Miró, Bacon, Ernst, Tàpies o Chillida.

El patrimonio del museo también incluye obras de otros artistas contemporáneos de Málaga, como Barbadillo y Diego Santo. En el estudio del artista hay objetos personales, reliquias familiares y un autorretrato, mientras que la biblioteca y el centro de investigación del museo organizan eventos artísticos y talleres. La cuna de Picasso está abierta todos los días y la entrada cuesta 3 euros con la audioguía; Los domingos la visita es gratuita.

Miró en Mallorca

En 1956, el artista catalán Joan Miró eligió vivir en Mallorca, la isla más grande de Baleares, y permaneció allí hasta 1983, el año de su muerte. Su casa en Palma de Mallorca se transformó en un estudio-museo llamado Taller Sert que se encuentra en un edificio con una vista de la bahía que recrea fielmente el entorno donde Mirò creó numerosas obras en la década de 1970.

En el Taller se puede admirar las reproducciones de 65 lienzos de la colección de Mirò, los bocetos, los dibujos y las notas del artista, así como los muebles, objetos y utensilios originales utilizados por Miró. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.