Psicología positiva y la erosión de la angustia humana

Hace unos días trabajando una actividad de investigación, le hice una pregunta a una joven estudiante sobre qué era para ella innovación cuando adquiría una marca comercial, específicamente en el ramo de la tecnología; ella me respondió palabras más palabras menos; lo que había hecho samsung al aplicar una pantalla curva a uno de sus modelos de teléfono celular.

El viernes pasado en una convivencia con algunos profesionales de la comunicación, uno de ellos mencionaba que le parecía inconcebible que dentro de la actividad periodística, se entrevistara a personas cuyo rasgo más significativo fuera el estar dentro de la ideología del espectáculo y que se dejara de lado o no se advirtiera a muchas personas quienes viven en la calle y las cuales para él tienen mayor valor en sus relatos y sus vidas, si se les compara con los personajes del establishment o las que en suma son de la “farándula políticamente correcta”.

En una junta que tuvimos en la escuela de mi hija, una de las maestras señalaba la necesidad de que en casa, los niños ya estuvieran lo suficientemente “atendidos” en la disciplina de los deberes del hogar y de la educación para que al estar ya “enfocados”, lograsen en la escuela desarrollar los aprendizajes esperados que se demandan en educación básica.

Las tres ideas desde; el mundo de las marcas, los medios y la sociedad y la educación, parecieran ser campos y/o ideas inconexas, sin embargo, tienen una idea en común; la pulcritud. Este fenómeno ya ha sido revisado desde la filosofía contemporánea en cuanto a que la cultura de la globalización neoliberal, intenta desmarcar o hacer desaparecer las contradicciones humanas para que oriente todo su potencial siempre “asertivo” en la creación de bienes y servicios.

Desde un entendimiento similar, pero en un ámbito disciplinar distinto, aparece la denominada Psicología Positiva; la cual implica una modalidad terapéutica y de pensamiento, en la que basta pensar que las cosas van a salir mejor para llevar a cabo y obtener los mejores beneficios. Si se quiere “triunfar” en un buen trabajo, basta esforzarse para alcanzar las metas. 

Si se quiere tener el coche del año, es necesario no escatimar esfuerzos laborales para conseguir el dinero suficiente y encontrar el sueño deseado. Incluso; basta con evitar ideas “negativas” de una enfermedad, rodearse de toda una industria feliz y con esto incluso pensar que el padecimiento o desaparecerá o se verá como una prueba para ser superada y convertirse en seres humanos más fuertes.

Por ello, no hay en la mente ni en el lenguaje, significados, tiempos y espacios para la tristeza, la crítica y/o la queja. Pero si aparecen; o se hecha uno la culpa de que no se está completamente convencido o concentrado para dejar atrás esas “energías” que no “deben” estar o simplemente se es un “perdedor”. 

¿Qué relación hay entre tal noción posmodernista de la psicología y los tres episodios indicados al inicio, la siguiente: una superficie nítida destierra el sólo hecho de pensar de que haya opacidad tanto en el cristal con el que se mira como con la misma marca. Lo que equivale a decir que la limpieza es sinónimo de estados de ánimo definidos siempre optimistas, es decir, samsung ha creado la primera pantalla optimista de estos tiempos. De igual forma los flashes dirigidos hacia los artistas con sus maquillajes y adornos y en un escenario de alfombra roja, sin decorados que “alteren” la estética del lugar, dan la sensación de que ese star-system, ha luchado contra viento y marea para llegar a ese recinto y que se deben a su público.

La disciplina que se trata de instalar en el corazón de los niños en la escuela, con respecto a que “toda” su atención esté a favor de las maestras y de los contenidos educativos, manifiesta la noción de que no hay dentro de ellos un espírtu indomable que haga que se eche a perder el escenario feliz en dónde todos marchan (alumnos y docentes), hacia un proceso de apredizaje sin preocupaciones y disturbios. De tal suerte sin angustia, la humanidad se desliza hacia el precipicio de una vida hecha glamour.  

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.