¿Vale la pena conservar nuestros dispositivos Huawei?

Google ha dejado de proporcionar software y soporte a Huawei. El problema se deriva de la inclusión de la compañía china en la lista negra de Trump, afectando a la compañía y sus afiliados.

La versión de Android utilizada en teléfonos inteligentes y tabletas está hecho de múltiples capas de software. En términos generales, estas capas de software se organizan de la siguiente manera:

La interfaz de usuario, que es la parte con la que interactúan los usuarios, se llama Emotion UI (EMUI) para Huawei o Magic UI para Honor.

Servicios de Google: Google Play y las diversas aplicaciones de Google (Gmail, Google Maps, etc.).

Sistema operativo Android.

Sistema de software que controla los distintos bits de hardware del teléfono.

Google se ha visto obligado a interrumpir los servicios de Android en los nuevos dispositivos de Huawei, incluyendo el acceso a las actualizaciones de software.

El sistema operativo Android subyacente es de código abierto, denominado Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP), y puede ser utilizado por cualquier persona o empresa. AOSP se actualiza a la par de la versión de Android de Google, en la que está construido.

Pero sí significa que Huawei tiene que proporcionar sus propias actualizaciones de AOSP a la versión de Android que se ejecuta en sus teléfonos, en lugar de las actualizaciones de Google.

Esto es lo que la empresa tiene que hacer con sus teléfonos inteligentes vendidos en China, que no cuentan con los diversos servicios de Google.

También significa que todas las nuevas adiciones que Google ha estado haciendo constantemente a Android a través de su marco de Google Play Services ya no estarán disponibles para Huawei para sus teléfonos occidentales.

Si ya tienes un teléfono Huawei, continuará funcionando normalmente. Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel mundial.

Google, Google Assistant y las diversas aplicaciones de Google continuarán operando en los teléfonos que ya están en el mercado.

Es decir, no tires tu teléfono Huawei a la basura, no tendrás problemas. Todos los usuarios de Huawei que actualmente están en poder de usuarios, y los que se encuentran en tiendas, todavía pueden descargar apps de Google desde Google Play. Las restricciones comenzarán en la siguiente generación de dispositivos de la marca, que ya no tendrá acceso a Google Play.

Las actualizaciones de la aplicación son entregadas por Google Play y continuarán siendo así en los teléfonos actuales.

Aquí es donde las cosas se ponen un poco más complicadas. Huawei podrá entregar a sus usuarios actualizaciones de la versión de Android a través del AOSP, pero perderá el acceso temprano a las versiones actualizadas proporcionadas por Google, como la versión beta actual de Android Q.

Huawei modificará la experiencia estándar de Android con su EMUI / MUI y la entregará varios meses después de que Google envíe la próxima versión de Android a sus teléfonos Pixel, por lo que es casi seguro que los usuarios recibirán  las actualizaciones de la versión de Android con un notable retraso.

La firma envió más de 59 millones de teléfonos al mundo durante el primer trimestre de 2019, todos con Android. La mitad de las ventas de teléfonos de China son de la marca Huawei, lo que significa que la otra mitad de su negocio de consumo está ahora en riesgo. El negocio de consumo de sus teléfonos representó el 45.1% de los ingresos de la firma en 2018.

Huawei ha dicho desde hace tiempo tiene un “plan B”, y ha estado trabajando en su propio sistema operativo, que ya está en uso en sus relojes inteligentes. Pero un teléfono inteligente sin servicios y aplicaciones de Google será increíblemente difícil de vender a consumidores fuera de China.

También es probable que la prohibición paralice el negocio de computadoras de Huawei, incluida la línea de computadoras portátiles MateBook, que no sólo usan chips fabricados por Intel y otros, sino también Windows de Microsoft. Microsoft estará en una posición similar a Google en el suministro de software, excepto que ninguna parte material de Windows 10 es de código abierto

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.