Sargazo tambalea el proyecto turístico de la Riviera Maya y Cancún

La contingencia surgida en la Riviera Maya y Cancún, Quintana Roo, denominada “Sargazo”, ya fue atendida por el gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, que recientemente manifestó que “el secretario de Turismo, la secretaria del Medio Ambiente, el director de Fonatur; el secretario de Hacienda y se le pidió la colaboración al secretario de Marina para elaborar con carácter de urgente un plan que se va a presentar. Ya tenemos previsto lo que tenemos que llevar a cabo, se está trabajando de manera coordinada”.

López Obrador, detalló “le estamos pidiendo a la Secretaría de Marina que nos ayude, ellos tienen equipo, tienen experiencia y se va a resolver este problema. Ya hay también coordinación con los gobiernos municipales de Quintana Roo y con el gobernador, además con empresarios del sector. Entonces, vamos a ponernos de acuerdo. Hay una reunión esta semana en Hacienda y la próxima ya se presenta el plan general”.

Resaltó, aún se desconoce cuántos recursos se van a utilizar, “porque estamos haciendo uso de todos los apoyos que tienen las instituciones. No se trata de contratar esta empresa que es especialista, experta en el manejo del sargazo, si tenemos a la Secretaría de Marina, tenemos muy buenos técnicos, es utilizar lo que se tiene y muchas veces actuar así significa ahorros y más eficacia”.

Resaltó, la Marina tiene aviones para detectar flujos de transporte de droga en lanchas, aviones que no se ven, que vuelan a mucha altura, son como satélites. Tienen toda la tecnología y tienen embarcaciones y tienen técnicos de primera y conocen, tienen bases navales ahí en Chetumal, en el Caribe, conocen muy bien toda la región.

Recalcó, el propósito es tener un plan, un programa. Ya algunos empresarios del turismo lo están haciendo, están invirtiendo y limpian sus playas, y hay muy buena disposición de parte de ellos y nosotros vamos a ayudar. Lo mismo el gobierno del estado y los gobiernos municipales.

Alarma en Cancún y Rivera Maya por excesivo volumen de algas marinas

Considerando que esas zonas son de los principales atractivos turísticos mexicanos para los visitantes extranjeros y nacionales, que reditúan en recursos para las arcas nacionales, la contingencia del “sagarzo”, prendió “los focos rojos” en la “industria sin chimeneas” por las grandes pérdidas que esto traería para México, tomando en cuenta que es un sector que le genera recursos.

El sargazo es una microalga marina que además de dar mal aspecto, genera un desagradable olor que ahuyenta a los turistas, por lo que las secretarías de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) y de Turismo (Sedetur), en una primera instancia descartaron que existan riesgos a la salud o alertas derivados del fenómeno atípico, que según pronósticos satelitales será más intenso en este año, que en 2015, cuando se registró la primer crisis por el arribo de sargazo pelágico.

Los especialistas en la materia, exponen que la presencia de las algas pardas y de otro tipo de alga en playas de destinos turísticos como Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum, Holbox, Mahahual y Bacalar, ha provocado quejas de turistas, hoteleros y prestadores de servicios, por el impacto visual, ambiental y los costos que implican su retiro.

Científicamente el sargazo es un género de macroalgas planctónicas. Estas macroalgas llegan a las playas del Caribe de forma moderada, pero algunas veces la cantidad del sargazo es extremadamente abundante. Afectando no solo las costas del caribe mexicano, sino también de Barbados y el norte de República Dominicana, asustando a los turistas que desean playas color turquesa y arenas blancas, elevando el nivel de cancelaciones en los destinos.

Pese a que no hay estudios a profundidad sobre este fenómeno, se cree que el sargazo proviene del llamado mar de los sargazos, una región del Océano Atlántico. La incógnita es por qué llegan en cantidades tan abundantes a la playa, la cual por el momento no tiene respuesta concreta y existen varias hipótesis, una de ellas apunta al cambio climático y al cambio de las corrientes en el Océano Atlántico. Otra de ellas señala que la causa de su aumento son los nutrientes contaminantes a causa de la actividad humana, que hace a las plantas crecer más rápido y aumentar su biomasa.

Tomando en cuenta la contaminación desbordada en el mar por el Río Missisipi o el gran derrame de petróleo en el 2010. De confirmarse esta teoría quedaría más que claro que las acciones de un sitio pueden afectar enormemente a otro a cientos de kilómetros de distancia, sin embargo ninguno de los estudios es concluyente.

Otro aspecto que se puede considerar es que el sargazo en cantidades normales es benéfico para el ecosistema, pero en cantidades extremas no lo es y puede ser incluso dañino para el ser humano. Lo que preocupa tanto a biólogos, como a las personas que dependen de la industria turística en estas costas. 

Puede utilizarse el sagarzo

De acuerdo al doctor en Ciencias de la Universidad Autónoma de Baja California, Daniel González, el sargazo puede ser utilizado para crear biofertilizantes, y ayudar a evitar la contaminación, la arena abarrotada de sargazo “genera contaminación visual y emisiones de gases contaminantes”, por lo que urge recolectar el sargazo para darle uso agrícola.

Explicó, “el sargazo es muy rico en nutrientes, pero tienen metales en mayor proporción; por eso la estrategia es quitar esos metales y aprovechar los nutrientes”. Otro uso del sargazo, aprovecha su función como agentes de control biológico de patógenos para mantener a raya a las posibles enfermedades que se registran en la época posterior a la cosecha.

Otro de los usos que se le puede dar a esta alga en conjunto con el PET, una empresa de calzado de Guanajuato, ideó en conjunto con el Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas, el uso de ambos productos para la creación de zapatos ecológicos.

Cien gramos de estas macroalgas pueden convertirse en la suela del calzado y cinco botellas de PET pueden conformar el resto de éste, la idea se cristalizó bajo el modelo EVO que ya tiene presentaciones en diversos colores, tan solo para fabricar 20 mil pares de zapatos se requiere de alrededor de dos toneladas y media de sargazo, pero antes hay que confirmar la demanda del producto, aunque el costo al público oscilaría entre los 65 y 80 dólares estadounidenses, ahí sería una desventaja. Otro aspecto que se estudia es el de conocer si es apto para el consumo humano, que sigue en proceso 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.