Animales se unen contra un cazador furtivo

El martes pasado, un elefante mató a un hombre que estaba cazando, furtivamente, rinocerontes en la reserva natural de Kruger de Sudáfrica, tras su deceso un grupo de leones se acercó al cadáver y lo devoró hasta los huesos por lo que los guardias del parque sólo pudieron recuperar algunos restos del cazador.

El parque Kruger se encuentra en el noreste de Sudáfrica, en la frontera con Mozambique.

Las autoridades arrestaron a los cómplices del cazador, tres hombres de entre 26 y 35 años. Se les acusa de portación de armas sin licencia, conspiración para la caza furtiva y la invasión del parque sin permiso. Tras ser arrestados informaron a los policías sobre el destino de su compañero y sólo hasta ese momento fueron a rescatar el cadáver.

Entrar ilegalmente y a pie en el Parque Nacional Kruger no es muy inteligente. Hay muchos peligros y este incidente es la prueba de ello.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.