Hay una protección insuficiente para los migrantes en México: CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) observa que los esfuerzos de autoridades para incidir en las conductas delictivas no han sido eficaces ni hay coordinación entre las dependencias federales y estatales para frenar el elevado número de secuestros de personas migrantes, ya que faltan mecanismos de seguimiento y análisis de medidas para prevenirlos. La actuación de las autoridades no corresponde con la gravedad y frecuencia del delito que se ha incrementado como resultado, entre otros factores, de la impunidad.

Desde 2009 la Comisión Nacional ha denunciado públicamente los casos de personas migrantes que son víctimas de delitos en su tránsito por territorio nacional, y desde entonces solicitó a las autoridades de los tres niveles de gobierno la adopción de medidas de investigación, protección y prevención para atender dicho problema, así como la conformación de políticas públicas que garanticen la no repetición de tales sucesos, en beneficio de la protección integral de los derechos humanos de ese grupo en situación de vulnerabilidad.

No obstante, se advirtió que las autoridades no implementaron acciones eficaces para combatir y prevenir las causas del delito, ya que en agosto de 2010 fueron encontrados 72 cuerpos sin vida de personas migrantes en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, por lo cual, ante ese lamentable hecho y la falta de acción de las autoridades correspondientes, el 23 de diciembre de 2013 la CNDH emitió la Recomendación 80/2013, por la privación de la vida de esas 72 personas, dirigida a la entonces Procuraduría General de la República y al Gobierno del Estado de Tamaulipas.

El 18 de octubre de 2017 se emitió la Recomendación 8VG/2017, por el caso de 49 personas halladas sin vida en Cadereyta, Nuevo León, dirigida a la entonces Procuraduría General de la República y a los Gobiernos de los estados de Nuevo León y de Tamaulipas, en la cual se reiteró la necesidad de realizar un diagnóstico sobre las rutas de tránsito de migración en el país, particularmente en las zonas identificadas como de alto riesgo para la comisión del delito de privación ilegal de la libertad en perjuicio de personas migrantes, con la finalidad de que se intensificaran acciones de vigilancia y evitar casos similares.

Esta Comisión Nacional ha acercado sus servicios, y lo continuará haciendo, a las personas en contexto de migración mediante visitas constantes a las estaciones migratorias, albergues y casas de migrantes, así como en otros lugares en que éstos se concentran o transitan, para recibir sus quejas o testimonios por las violaciones a derechos humanos que sufren durante su tránsito por México. 

Durante estas actividades, personal de la CNDH detecta la incidencia de narraciones de secuestro y la insuficiente actuación de las autoridades migratorias, de las encargadas de la seguridad pública y de la persecución de los delitos. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.