Investigadores en Tokyo desarrollan un sistema que anticipa terremotos

Los investigadores de la Universidad de Tokio demuestran un nuevo método de detección de terremotos: su técnica explota señales gravitacionales sutiles y reveladoras que viajan por delante de los temblores. 

Es por eso que los científicos han buscado alguna manera para poder prevenir o advertir que se acerca un sismo. La advertencia permite que las personas se dirijan a la seguridad y en cuestión de segundos podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte. 

Así funcionaría este sistema:

Los terremotos ocurren cuando un punto a lo largo del borde de una placa tectónica, que comprende la superficie de la tierra, hace un movimiento repentino. Esto genera ondas sísmicas que irradian desde ese punto entre 6 y 8 kilómetros por segundo. 

Estas ondas transmiten energía a través de la Tierra y alteran rápidamente la densidad del material de la superficie que atraviesan. 

El material denso imparte una atracción gravitatoria ligeramente mayor que el material menos denso. A medida que la gravedad se propaga a la velocidad de la luz, los gravímetros sensibles pueden captar estos cambios de densidad antes de la llegada de las ondas sísmicas.

El equipo sueña con una red distribuida alrededor de regiones sísmicamente activas, un sistema de alerta temprana que podría alertar a las personas 10 segundos antes de que lleguen las primeras olas temblorosas de un epicentro a 100 km. 

Esto llevará tiempo, pero los investigadores refinan continuamente los modelos para mejorar la precisión del método para su uso final en el campo. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.