El tequila hecho harina

Para poder entender cómo es posible este procedimiento, hay que recordar de donde proviene el tequila. El tequila proviene del agave, al cual le quitan las hojas para dejar el corazón, también llamado piña. 

A ésta la cortan en pedacitos y colocan en un horno para convertir los almidones en azúcares, después se exprimen y el jugo que sale es fermentado y destilado para crear el tequila y el mezcal.

Los pedazos que quedan son aplastados y transformados en fibras, conocidas como bagazo. Estas fibras pueden ser utilizadas como fertilizantes, como papel o en la industria textil, como planta medicinal y materiales de curación, anticonceptivos y hasta biocombustibles.

Sin embargo, la solución de los agaveros es quemar el residuo, pero al hacerlo transforman esas toneladas de bagazo en CO2.

Para impedir este riesgo contra el ambiente, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, desarrollaron el “Proyecto Mayahuel” el cual busca transformar el bagazo del tequila en un tipo de harina con alto valor nutricional. 

Esta harina, al combinarse con otras se puede utilizar en la preparación de pan, tortilla, galletas, frituras e incluso pizzas. 

Los beneficios que otorga esta harina son: 

  • Brinda más saciedad
  • Mejora la digestión porque contiene un alto índice de fibra
  • Ayuda a asimilar la fijación del calcio y no contiene gluten 
  • Es un alimento seguro para personas con diabetes y obesidad. 
Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.