Crisis de los desaparecidos y los cuerpos sin identificar.

Redacción AM

A menos de sus primeros 100 días, la administarción de López Obrador enfrenta grandes retos sin duda legados por administraciones pasadas. Pareciera que apenas sale de una para caer en otra. Poco después de la crisis de combustible se hace público que las cifras en torno al número de desaparecidos en México dadas por la adminsitración pasada son erroneas. Hoy por hoy sabemos que son 40 mil 180 personas los desaparecidos reportados desde el 2006. 

Los datos sobre este tema son apabullantes: Hay huellas dactilares de 36 mil 708 cadaveres que permanecen sin identificar, faltan por identificar 26 mil cuerpos encontrados en mil 136 fosas clandestinas, en promedio se descubre una fosa clandestina cada segundo día, además de que 16 mil 520 cadáveres han sido preservados en distintos anfiteatros estatales, o fueron enterrados en fosas comunes de 27 estados. A estos datos podemos sumarle los datos de casos particulares, que sólo revelan ciertas inconsistencias en los protocolos de investigación, como el del Forense de Jalisco que incinero más de mil 500 cuerpos sin identificar desde 2006, según información de la ONG Cepad y publicada por Animal Político, a pesar de que la Ley de victimas lo prohiba, y que viole los protocolos para la conducción de necropsis, como bien el Dr. Takajashi, director del Incifo, aclara. 

Marcela Turati ya apunta muy bien en un artículo publicado por Proceso, que existe un limbo de desinformación que no ayuda a una pronta identificación de los cuerpos, así como existe también una falta de carpetas de investigación en las fiscalías.  A esto debemos sumar que ciertos estados de la república no dieron ningún tipo de informe cuando se les pidió informaicón sobre sus desaparecidos. 

Los resultados de este vacio o limbo informativo no son muy alentadores: siguiendo los datos recabados por la periodista tenemos que en promedio sólo 38%  de los cadaveres que llegan a las fiscalias son identificados, por su parte la PGR logra identificar sólo 39%, y hay estados de la república que logran identificar en promedio el 7% de los cadaveres. No obstante también existen datos un tanto alentadores, por ejemplo el caso de la administración de Chihuahua donde al trabajar de la mano con EAAF (Equipo Argentino de Antropología Forense), han logrado identificar un promedio de 78% de los cadaveres. 

Estos datos por lo demás deben ser tomados con ecepticismo, pues si existe un vacío de información la probabilidad de que estos datos sean optimsitas y conservadores son muy elevadas.

Primeras acciones para la crisis

Mencionamos anteriormente que en ciertos estados el porcentaje promedio de identificación de desaparecidos es más grande que en otros. Esto se debe cuando menos a tres factores: La participación de un equipo especializiado en materia forense (EAAF), la participación de ONGs (como el Cedehm), y la buena disposición del estado. Estos factores no deberían ser aislados, mucho menos debería ser un caso excepcional entre los datos recopilados por distintos medios e instancias, sino más bien un factor constante. 

Hay ciertos apuntes que podrían ser un buen comienzo para empezar a  resolver este problema, por ejemplo la directora de la EAAF ya ha aclarado que es cuestión de tener una buena metodología, es decir, tener procesos homologados de operación, crear registros, acabar con ese limbio de información. Adicionalmente se sugiere la creación de equipos de élite que puedan trabajar en los casos, y tener un registro y localización de las fosas encontradas para poder trabajar diariamente en ellas. Sin duda resolver el problema de comunicación. La EAAF no es la primera en sugerir medidas de este tipo, por ejemplo la Cruz Roja en un informe de Julio de 2015, ya sugiere varias medidas que llaman a la acción inmediata y a que no se quedé en la buena intención. 

Surgen al menos otros dos problema: La ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas creada en agosto de 2017 se tiene que hacer valer. Ya desde el lunes la actual adminsitración presento su plan para implentar dicha ley, no obstante, como bien la Cruz Roja señala, todo debe pasar del papelo a la acción; es aquí que se debería de empezar a planear un “Instituto Nacional de Identificación Forense” que en realidad pueda lidiar con los problemas que otras instituciones tiene, por ejemplo, en una entrevista concedida a Ángel Metropolitano el Dr. Takajashi mencionab que la falta de presupuesto es sin duda un obstaculo para la Incifo, y no obstante tiene un protocolo riguroso y efectivo. 

De nuevo tomemos el ejemplo de Chihuahua, si organizaciones ajenas al estado pudieran absorber parte de los costo la creación de un “Instituto Nacional Forense” seguro que el mismo podría trabajar de la mano del Incifo. También hay que aclarar que tampoco tendría que tan costoso, pues como bien aclaró el director del Incifo, el estudio genético que es costoso, casi siempre se puede ahorrar gracias al trabajo de la antropología forense. En esto no hay equívoco, no existe parte alguna de la sociedad mexicana que no quiera resolver la crisis que estamos viviendo en materia de desaparecidos.

 En segundo lugar: ¿Qué hacer con los servicios forenses, de disposición de los cuerpos y funerarios? Hay un rezago de 12 años en esta materia, y se debe poder contar con suficientes recursos tanto capitales como humanos para poder procesar todos todos los casos y poder dar una digna sepultura. Nuevamente tendría que ser con la creación de un nuevo Instituto respaldado por la ley que se pueda hacer frente a esta crisis. 

Ya Alejandro Encinas ha declarado que “se ha convertido en una enorme fosa clandestina nuestro territorio”, no obstante sólo la cooperación entre profesionales, sociedad civil, puede llevar a la resolución del problema. Si el país es ya una fosa gigantesca, es nuestro deber repararlo, ayudarlo a cicatrizar y sobre todo exigir la acción inmediata de la creación de Instituciones y centros de operación que sirvan como herramientas para la resolución de uno de los mayores problemas que ha enfrentado y enfrenta el México actual. 

Debido a que el tema es demasiado extenso pronto presentaremos más ideas en torno al mismo. 

Puede gustarte

0 thoughts on “Crisis de los desaparecidos y los cuerpos sin identificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares