¿Servicios Meteorolo?gicos Estatales?

METEO

En la ocasio?n anterior tratamos el tema de si los servicios meteorolo?gicos teni?an que ser necesaria y puramente gubernamentales. En e?sta ocasio?n podemos explorar si estos servicios meteorolo?gicos requieren ser provistos u?nicamente por un gobierno nacional, o hay lugar para servicios meteorolo?gicos estatales. ¿Cua?l es tu primera reaccio?n al respecto?

Pues en general, los Servicios Meteorolo?gicos, en la mayor parte del mundo, son nacionales, esto sin relacio?n alguna con el taman?o del pai?s. Pero tambie?n es cierto que en muchos pai?ses del mundo existen centros meteorolo?gicos cuya a?rea de responsabilidad es sub- nacional. Si coloca?ramos a Me?xico sobre Europa, observari?amos que el a?rea total del pai?s es una muy importante fraccio?n del a?rea del subcontinente. Es decir, muchos pai?ses europeos que cuentan con su propio Servicio Meteorolo?gico Nacional, no son, en taman?o, mayores que algunos de los estados en Me?xico. Asi? que el asunto no se define simplemente por el taman?o del a?rea de responsabilidad.

Hace muchos an?os, el Gobierno del Estado de Veracruz, manteni?a con sus recursos propios un Centro de Prono?stico del Golfo (de Me?xico) que llego? a ser muy respetado en la totalidad del Estado e inclusive en una gran parte del litoral en los estados vecinos. Pero al paso de las diferentes administraciones estatales su funcionamiento fue decayendo y eventualmente fue transferido al Gobierno Federal con la Comisio?n Nacional del Agua. Hoy en di?a, el a?rea de Proteccio?n Civil de dicho gobierno estatal ha reconstruido una importante capacidad meteorolo?gica dentro de Veracruz, misma que sigue funcionando en paralelos con las correspondientes oficinas de CONAGUA. Tambie?n es cierto que el gobierno del estado de Chihuhahua mantuvo durante mucho tiempo su propia red de estaciones meteorolo?gicas de medicio?n. Un tercer ejemplo pertinente es el de la Comisio?n Estatal de Aguas de Quere?taro que hace muchos an?os decidio? que adquiriri?a y operari?a un radar meteorolo?gico, ubicado en el Cerro de la Rochera, no lejos de la capital estatal. E?ste radar se encuentra operando y ha complementado la cobertura del centro del pai?s en forma u?til. Asi? que estos esfuerzos estatales han existido en el pasado y, aunque en intervalos limitados de tiempo, han realizado labores de servicios meteorolo?gicos estatales.

Pero una organizacio?n de este tipo, digamos con 32 oficinas meteorolo?gicas de responsabilidad estatal, ¿seri?a eficiente? Probablemente no, esto debido a que existiri?an numerosas tareas que seri?an redundantes al realizarse en cada una de las 32 oficinas estatales (por ejemplo el correr modelos nume?ricos de prono?stico meteorolo?gico cuyo dominio, necesariamente, cubriri?a a?reas mucho mayores que la del estado en si?). Adema?s, en mu?ltiples ocasiones podri?a presentarse el caso de que una cierta poblacio?n recibiera prono?sticos no 100% congruentes entre si? de diversas fuentes, como actualmente ocurre ya en la franja fronteriza con los EUA. Esto podri?a causar confusio?n y falta de accio?n de la poblacio?n en un momento de emergencia.

Adema?s, los li?mites poli?ticos entre entidades federativas no son necesariamente los mejores delimitadores de regiones meteorolo?gica y climatolo?gicamente homoge?neas. Por supuesto, estos centros sub-nacionales podri?an ser regionales con a?reas de responsabilidad ma?s congruentes con los feno?menos fi?sicos, pero entonces varios estados tendri?an que coordinarse para operar un centro regional y, potencialmente, un solo estado podri?a tener que aportar para dos o ma?s de estos centro regionales. Existen tareas que si parecen ajustarse a responsabilidades estatales, como la operacio?n de estaciones puntuales de medicio?n dentro de sus fronteras. Pero, entonces, ¿que? pasari?a con instrumentos de percepcio?n remota como los radares meteorolo?gicos que se encuentran fi?sicamente dentro de un estado pero tienen cobertura de algu?n otro estado (como el radar en el Cerro de la Rochera en Quere?taro que tiene una excelente cobertura del territorio del estado de Guanajuato)? Asi? pues, resulta ma?s o menos evidente que estos centros estatales o regionales requieren de algu?n tipo de coordinacio?n del gobierno nacional para operar de manera eficiente y garantizar que todos los centros tengan acceso a todas las mediciones, herramientas y productos, provenientes de los otros centros, mismos que requieren para realizar las tareas asignadas para su propia a?rea de responsabilidad.

Al parecer, especialmente para un pai?s de las dimensiones de Me?xico, existe la posibilidad de distribuir algunas de las tareas de servicios meteorolo?gicos y climatolo?gicos en centros ya sea estrictamente estatales, o alternativamente centros regionales con aportacio?n de recursos de los estados pertinentes a cada regio?n. Quiza? asi? podri?a alcanzarse la, hasta ahora incompleta, idea de la CONAGUA de contar con 100% de cobertura por Centros de Prono?stico Regionales que emitieran productos ma?s especi?ficos, ma?s orientados y con mayor sensibilidad a las actividades locales, que los posibles por un Servicio Meteorolo?gico Nacional u?nico y relativamente centralizado. Es cuestio?n de ponernos de acuerdo y considerar las redundancias.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.