Peg: un pato que fue salvado gracias al poder de la impresión 3D.

Por: Andrés Coria.

En los últimos años hemos podido apreciar el maravilloso poder de las impresoras 3D, las cuales nos permiten reproducir casi cualquier objeto sin la necesidad de un inmenso dispositivo. Recientemente hemos observado nuevamente el impacto positivo de estas impresoras ya que un grupo de estudiantes construyó una pata prostética 3D para un pato.

Según un artículo de Gizmodo, el año pasado Patsy Smith encontró a un pato corredor indio en el estado de Arkansas poco después de que había nacido. Cuando Patsy lo levantó, se percató de que le faltaba una pata y que lo que le quedaba de pierna estaba en terribles condiciones. Patsy lo llamó Peg y cuando comenzó a crecer su pierna se fue irritando cada vez más, por lo que su dueña buscó la manera de ayudarlo.

Después de investigar en internet, Patsy logró ponerse en contacto con una empresa en Canadá y una organización de rescate de animales en Tennessee para tratar de ayudar a Peg, sin embargo, ninguna de las dos pudieron ayudarle. Afortunadamente, un grupo de estudiantes de Arkansas East High School se enteraron del problema de Peg y se decidieron a ayudarlo utilizando una impresora 3D.

peg 2 .jpg

Según la coordinadora del laboratorio que construyó la pierna prostética de Peg, Alicia Bell, desde antes de enterarse del caso del pato su equipo ya estaba buscando nuevas maneras de implementar tecnología 3D: “Ya estábamos mirando diferentes maneras de imprimir creaciones sofisticadas utilizando nuestra impresora 3D, y vimos que podríamos hacer justo eso para un pato”, dijo Bell, quien además agregó: “Los animales unen a todo el mundo. Era una manera perfecta para demostrar que lo que hacemos en clase puede tener un efecto en la vida real”.

Este proyecto fue liderado por los estudiantes Abby Simmons, Matthew Cook y Darshan Patel, quienes trabajaron por meses para reconstruir la pata de Peg con una impresora 3D, una labor que resultó bastante más complicada de lo que habían pensado originalmente. Tras 30 impresiones, los estudiantes lograron conseguir el modelo perfecto.

peg 3 .jpg

Gracias a la ayuda de los estudiantes y a Alicia Bell, Peg ahora puede caminar y hasta correr, algo que no había podido hacer desde que nació. Por su parte, Patsy Smith comentó lo agradecida que se sentía por la ayuda de este equipo: “No solamente me toca el corazón, también me hace sentir un tremendo agradecimiento. Hay personas que de verdad quieren ayudar. Ellos han hecho todo lo que han podido para [crear algo] que es lo más cómodo posible para el pato” dijo Smith. 

Fuente e imágenes.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.