Ciudades perdidas, templo de Virupaksha

Por: Allie Ann

Repartidos por todo el mundo, vestigios arquitectónicos de diferentes estilos e incalculable belleza recuerdan el paso de los imperios y las civilizaciones que los construyeron.

Este es el majestuoso templo de Virupaksha, en la antigua ciudad india de Vijayanagara (“La Ciudad de la Victoria”). De su principal urbe recibe el nombre el imperio que gobernó la zona entre mediados del siglo XIV y el XVII.

Sus ruinas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, rodean actualmente la ciudad india de Hampi.

El gran impulso de esta ciudad y el poder que desplegó en la zona vino de la mano del comercio, que la hizo inmensamente rica a partir de la exportación de materias primas tales como el algodón o las especias, pero también de productos de lujo como joyas, piedras semipreciosas, marfil o ámbar.

Entre los primeros intrépidos que llegaron a este lugar se cuenta al aventurero portugués Domingo Paes, quien con su relato de viaje escrito alrededor de 1520 dejó una fuente riquísima para conocer cómo era la ciudad durante el reinado de Krishna Deva Raya –este comerciante luso comparaba su tamaño con Roma y destacaba la multiculturalidad del sitio–.

Pero los días de esplendor del imperio y de la urbe llegarían a su fin por la traición de sus generales y la destrucción que llevaron a cabo los ejércitos enemigos, aunque no lograrían acabar con la belleza de este lugar sagrado.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.