El trato entre Cruz Azul y Boca Juniors por Iván Marcone está hecho. El mediocampista argentino, quien no formó parte de la concentración de La Máquina para el partido de hoy ante Chivas, pasa sus últimos momentos como jugador oficial celeste.

El contención sudamericano vivió su último entrenamiento como jugador de la escuadra cementera, de la cual ya se despidió, pues emprenderá rumbo hacia Argentina para presentar a la brevedad los exámenes médicos con Boca y finiquitar así los últimos detalles que permitan oficializar su traspaso al equipo.

La salida de Marcone, fue calificada por el técnico del conjunto celeste, Pedro Caixinha, como un reconocimiento al trabajo que el club realiza en todos los aspectos.

El jugador intenta quedarse con un balón

“¿Hace cuanto que un activo de Cruz Azul no era vendido? Y no era vendido a un gran club. Eso representa que se están haciendo bien las cosas, que eliges bien y que cuando trabajas fuerte en lo colectivo, lo individual también sale reconocido. Es la ley del mercado. Acá y en gran parte del mundo se cierra hasta el 31 de enero y nadie te garantiza que estás cosas no pasen. Si vienen por tus jugadores es porque se está haciendo un buen trabajo”, aseguró el estratega lusitano.

Así, se espera que la venta de Marcone sea oficializada a la brevedad, toda vez que ambas partes llegaron a un acuerdo, hecho que Daniel Angelici, presidente del cuadro argentino, confirmó, luego de asegurar que La Máquina aceptó la última propuesta ofrecida, hecho por el cual ya iniciaron con la preparación del contrato para el exjugador del Lanús, quien retornará a su país natal luego de un semestre en territorio mexicano.

Cruz Azul aceptó la última propuesta. Estamos iniciando el borrador del contrato. Si el lunes nos ponemos de acuerdo, viajará a hacerse la revisión médica, Boca transferirá y empezará a entrenar con el plantel”, aseguró.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.