Esta temporada resultó catastrófica para los Steelers en muchos aspectos. Lo que inició con la salida de Le’Veon Bell de la organización, culminó con la eliminación prematura del equipo y el pleito que inició Antonio Brown contra sus compañeros y coaches.

Lo que parecía una presunta lesión por parte del egresado de Central Michigan, abrió una cloaca. Se informó que el jugador tuvo un altercado con Ben Roethlisberger, posteriormente se molestó con la franquicia al no ser considerado el MVP de la misma y dejó de atender los mensajes de Mike Tomlin.

La errática conducta de Brown llevó a la rotura de las relaciones entre el wide out y el equipo de Art Rooney. Y es tanto el daño moral que dejó el jugador en Pennsylvania que se ha informado que sus horas están contadas en Heinz Field.

Chris Mortensen, de ESPNreveló que los Steelers intentarían realizar un trade usando a Antonio Brown como moneda de cambio; lo anterior antes del 13 de marzo, fecha del inicio del calendario de la NFL para la temporada 2019.

Mortensen incluso agrega que Pittsburgh no tiene problemas con absorber los 21 millones de dólares que el contrato de Antonio Brown dejaría como impacto al tope salarial de la organización.

El mensaje es claro, Brown es persona no grata para los Steelers.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.