La escena se repite en diversas gasolineras de la Ciudad de México: largas filas de autos y conductores preocupados por llenar sus tanques; sin embargo, más que un desabasto generalizado, lo que se registra son compras de pánico.

Éstas, a su vez, están causando que se termine el combustible en los puntos de venta, aseguraron despachadores.

En recorridos hechos por diversas zonas de la ciudad la tarde de ayer y este miércoles se constató que las estaciones han tenido suministro de gasolina, aunque disminuido, ya que de cuatro pipas al día, por ejemplo, sólo han recibido una.

Tal es el caso de tres gasolineras de Polanco; dos de ellas tienen sólo gasolina Premium, pues la Magna se les terminó por la mañana ante la alta demanda y prevén que si ésta sigue así, se les agote lo que tienen hoy por la tarde; en un caso, sólo están vendiendo 350 pesos de gasolina por cliente.

Despachadores coinciden en mencionar que Pemex les ha informado que sí hay combustible, pero pipas son las que hacen falta para poder surtir más.

Una de estas dos gasolineras y la tercera recibieron hoy una pipa por la mañana.

Situaciones similares viven estaciones en las zonas de San Juan de Aragón y Santa Cruz Atoyac, al oriente y sur de la ciudad; aunque si bien, diversas gasolineras han tenido que cerrar ante la falta de combustible.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, de 439 estaciones de servicio, sólo 17 han suspendido el servicio por falta del combustible. Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró hoy que 40 gasolineras dejaron de abastecer combustible ayer porque se les terminó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.