Por: Allie Ann

Científicos reconstruyeron el rostro de una adolescente de nueve mil años y compararon sus rasgos con los de un humano actual, lo que los llevó a darse que cuenta que las personas de hoy tienen una apariencia mucho más femenina.

Los restos de una joven que vivió en la Epoca de Piedra fueron encontrados en 1993 en una cueva en el centro de Grecia. Éstos se utilizaron para la reconstrucción del rostro.

Investigadores de distintos países ayudaron a identificar los rasgos faciales de la adolescente –apodada Agvi–. Luego, el escultor y arqueólogo sueco Oscar Nilsson moldeó la cara.

Nilsson, que es especialista en reconstrucción, ha trabajado con numerosos casos de restos de personas de la Época de Piedra. Él cree que algunas características del rostro humano se han ido desvaneciendo.

Las facciones –tanto de mujeres como de hombres– se han ido suavizando, pareciendo más femeninas de lo que eran en los inicios de la especie humana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.