Siboldi tiene la encomienda de salvar a los Tiburones rojos de Veracruz

Tiburones Rojos de Veracruz puede decir que cumplió el cometido principal que tuvo a lo largo del año, que fue evitar el descenso durante el primer semestre, lapso en el que se desarrolló el torneo Clausura 2018 de la Liga MX.

Con Guillermo Vázquez en la dirección técnica, Tiburones Rojos cosechó 18 unidades gracias a cinco victorias, tres empates y nueve descalabros, suficientes para mantenerse en la Primera División del futbol mexicano.

Pero la fortuna también estuvo del lado jarocho, ya que Lobos BUAP atravesó un bache en el cierre del certamen y debido a su cociente volátil acabó por descender, aunque después pagó su permanencia en la máxima categoría.

Los “escualos” evitaron el descenso o al menos que su directiva terminara por desembolsar una fuerte suma de dinero, 120 millones de pesos. La Copa MX del Clausura 2018 pasó desapercibida, tanto así que no superó la fase de grupos.

Memo” Vázquez siguió al frente de los jarochos para el Apertura 2018 a la espera de que, sin la presión de la lucha por el no descenso, el equipo pudiera desempeñarse de mejor manera, pero careció de argumentos futbolísticos.

Entre Liga MX y Copa MX, los veracruzanos tardaron en conseguir el triunfo: fue hasta la cuarta jornada, en su sexto choque de la campaña, que superaron 2-1 al Puebla. Dicha victoria supondría el voto de confianza al entrenador.

Sin embargo, Vázquez Herrera presentó su renuncia por adeudos y el hecho de no tener un contrato que lo vinculara con los jarochos, aunque luego dijo sí tener uno, hecho que provocó un escándalo en el balompié mexicano, al hacerse pública la existencia de los dobles contratos.

De tal manera que, por ello, en noviembre la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) abrió una investigación a los clubes de la Liga MX por posibles prácticas monopólicas.

En lo deportivo, el entrenador Hugo Chávez se hizo cargo del Veracruz de forma interina hasta que, en la fecha ocho, aterrizó el chileno Juvenal Olmos, quien de ser comentarista y sin dirigir en 11 años, trató de dar solución al equipo, pero se fue sin pena ni gloria, debutó con goleada en contra en la fecha ocho ante Cruz Azul.

Sin ganar un solo compromiso, el andino fue despedido en la jornada 14 tras caer ante Pachuca y de nuevo Hugo Chávez entró al quite para afrontar los últimos tres cotejos, también sin lograr el triunfo.

Un Apertura 2018 para el olvido en Tiburones Rojos, que fue último en la tabla general con escasos 10 puntos y, peor aún, está en el sótano de la clasificación de cocientes, que define el descenso.

Ahora, con el uruguayo Robert Dante Siboldi en el banquillo, Veracruz tratará de firmar un Clausura 2019 casi perfecto para evitar el descenso o bien pagar por su permanencia, otra opción sería que Lobos BUAP vuelva a tener un pésimo semestre.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.