Bejarano presiona fuerte para controlar una posible sucesión en la GAM

El silencioso regreso de Francisco Chíguil a la vida pública tras el trágico episodio del New’s Divine vino de la mano de Morena. El hoy alcalde volvió para dirigir nuevamente a la Gustavo A. Madero, desde donde pudo relanzar su carrera política, venciendo al clan familiar perredista de los Lobo (algo que no puede presumir el partido marrón en Coyoacán o Venustiano Carranza).

La operación de Chíguil Figueroa en la demarcación le alcanzó para vencer a la frentista Nora Arias, esposa de Víctor Hugo Lobo, el vicecoordinador del Sol Azteca en el Congreso de la CDMX y quien controlaba la delegación desde 2009. Pero no sólo eso, al hoy alcalde morenista le sobró para que Claudia Sheinbaum ganara holgadamente entre los capitalinos de su territorio como Jefa de Gobierno.

Su exitoso trabajo se vio recompensado. Pero para alguien que ya estuvo en el despacho del edificio en la calle 5 de Febrero el triunfo no es suficiente. Eso reveló un operador en la alcaldía, quien confirmó los planes en los que trabaja Chíguil. De acuerdo con esta versión a la que tuvo acceso LPO, el alcalde detuvo sus aspiraciones el 25 de junio de 2008, las cuales apuntaban a una Secretaría de Estado, particularmente en finanzas públicas (Economía o Hacienda).

El también economista tuvo una grata experiencia como director ejecutivo de Desarrollo Económico de la Gustavo A. Madero durante el Gobierno de Joel Ortega. “Cuenta con las credenciales suficientes para asumir un cargo medio en la administración federal, pero sus contactos se redujeron cuando pidió licencia como jefe delegacional”, explicó a LPO el morenista.

Según este relato, en caso de obtener un sitio, pensaría en Elio Bejarano Martínez para sustituirlo. El hermano de René, miembro del Movimiento Nacional por la Esperanza y un hombre de toda la confianza del alcalde, con quien trabajó su candidatura y durante su campaña, y quien está tejiendo los pormenores de un Plan B para el alcalde en la dirección del IPN.

“Así van las negociaciones. Bejarano es como la humedad: es silencioso, pero cuando te das cuenta está en todas partes. Aunque no descartes un eventual posicionamiento de la esposa de Chíguil, la hoy diputada federal Beatriz Rojas, como aspirante a la candidatura de Morena por la alcaldía”, añadió la misma fuente.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.