Estados Unidos declaró hoy una “epidemia” nacional por el consumo de cigarrillos electrónicos entre adolescentes y advirtió sobre sus peligros para la salud.

El cirujano general de la Nación, el doctor Jerome Adams, hizo un llamado a los padres de familia y maestros para alertar a los jóvenes sobre el impacto perjudicial de un producto que muchos adolescentes consideran inofensivo.

“Estoy oficialmente declarando el uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes como una epidemia en Estados Unidos. Ahora es el momento de tomar acción. Necesitamos proteger a nuestros jóvenes de todos los productos del tabaco, incluidos cigarros electrónicos”, señaló.

La declaratoria surge un día después que el Instituto Nacional contra la Adicción a las Drogas (NIDA) reportó que los adolescentes de Estados Unidos registraron un “dramático aumento” en su consumo de cigarrillos electrónicos en lapso de un año.

Casi cuatro de cada 10 estudiantes de preparatoria los utilizaron en los últimos 12 meses.

Un informe del Instituto Nacional contra la Adicción a las Drogas (NIDA), la doctora Nora Volkow, encontró un descenso general en el consumo de drogas legales e ilegales, con la excepción del uso de los cigarrillos electrónicos usados para “vapear” nicotina.

“Claramente los adolescentes son atraídos por estas tecnologías y sabores de los artefactos para vapear”, señaló Volkow, de origen mexicano.

“Sin embargo, es urgente que entiendan los posibles efectos sobre la salud en general, especialmente sobre el desarrollo del cerebro y su potencial de adicción”, advirtió.

A raíz de las cifras, el cirujano general sostuvo que tanto padres, educadores, profesionales de la salud así como gobiernos estatales y comunitarios deben jugar un papel más activo para desalentar el consumo de los cigarrillos electrónicos.

Propuso que los gobiernos locales prohiban el consumo de cigarrillos electrónicos en lugares públicos o restrinjan el acceso de adolescentes a los cigarrillos electrónicos en tiendas, así como aplicar políticas de precios para hacerlos menos asequibles.

La encuesta anual de NIDA documentó que 37.3% de los estudiantes del grado 12, equivalente a tercero de preparatoria, reportó haber consumido un cigarrillo electrónico en los 12 meses previos, un aumento comparado con sólo 27.8% en 2017.

Más aún, el uso de cigarrillos electrónicos con nicotina en los 30 días previos a la encuesta casi se duplicó entre alumnos de preparatoria de 11% en 2017 a 20.9% en 2018.

Al mismo tiempo, más de uno de cada 10 estudiantes de secundaria reconoció haber vapeado nicotina el año previo, además de que el uso de los cigarrillos electrónicos se está incrementando en estudiantes del octavo, décimo y duodécimo grado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.