Óleos es el nuevo trabajo de Camilo Séptimo. Los mexicanos, que se dejaron ver por primera vez en el panorama musical con su primer EP, “Maya”, en 2014 y que ya por entonces apuntaban maneras, vuelven ahora con su primer álbum. El disco cuenta con 11 temas, por lo general bastante parecidos.

El tema recurrente de todas las canciones es el amor, aunque, sobre todo en las primeras canciones del álbum, la voz se queda en un segundo plano, ahogada por la parte instrumental. “Óleos” es un disco para escuchar con los ojos cerrados y unos buenos cascos que abran las puertas al sonido envolvente.

Destaca un bajo muy presente y el sonido de los sintetizadores, que definitivamente se han apoderado del pop rock alternativo. Una vez pasa el shock sonoro de los primeros temas, la voz y las letras van ganando notoriedad. Además, es de resaltar la forma en que la Manuel Coe, cantante de la banda, se acopla a las bases musicales, haciendo que cueste distinguir la preciosa melodía de su voz de los demás instrumentos. En este disco, las letras no son las protagonistas de las canciones, parece que el objetivo de la banda era dejar la lírica al mismo nivel que los demás instrumentos, y no renegar a la instrumental al mero acompañamiento.

Metidos en materia, el álbum abre con “Fusión”, una carta de presentación fantástica y que marca la línea general del disco. Más allá de lo arriba escrito, es importante resaltar la marcada presencia de la percusión y el toque retro. El disco continua con “Ser Humano”, un tema que habla de cuando alguien se enamora de ti pero tu no puedes corresponderlo:

“Porque ya no puedo decirte que te quiero// Y que ya no siento nada a tu lado// Porque ya no puedo decirte que te amo// Que mi mente está con otro ser humano”.

Camilo-VII-3

La inmersión musical continúa en la misma línea con “Eres” y “Miénteme”, en esta última, el Delay, que está presente en buena parte de los temas, cobra algo más de protagonismo. En general, otra canción que sigue la misma línea con la aparición del sonido limpio de una guitarra en el estribillo.

Miénteme otra vez// Sabes que jamás lo notaría con tu sonrisa// Córtame la piel// Sabes que jamás lo esperaría, lo esperaría de ti — (Mienteme)

CAmilo-Séptimo-Rodro-7.jpg

El siguiente tema, “Vicio”, es un soplo de aire fresco. Comienza con un riff de bajo muy interesante que recuerda a la música disco. Una canción necesaria y que siendo el quinto tema rompe ligeramente con lo anterior. Con “Amanecer” el ritmo vuelve a decaer en una típica balada de amor, “No te puedo olvidar” sigue en la misma línea y “Onamuh” vuelve a sacar a relucir la percusión, cediendo notoriedad a las segundas voces. El álbum se cierra con “Neón”, probablemente la canción con mayor influencia retro del recopilatorio y “Óleos” el tema que da nombre al disco y que vuelve al estilo de las primeras canciones.

En general, “Óleos” es un disco interesante y simple a la vez. El nuevo trabajo de Camilo Séptimo es perfecto si lo que buscas es apagar la luz y tumbarte en la cama a pensar. Sin embargo, hay que escoger cuidadosamente el momento para escucharlo o, de lo contrario, podría resultar empalagoso o repetitivo. Resulta extraño que un grupo como Camilo Séptimo, con una carrera musical relativamente corta — desde 2014— cuente con millones de reproducciones en youtube en canciones que apenas llevan unos meses publicadas.

camilospe.jpg

Camilo Séptimo está siendo un verdadero fenómeno en México. Tanto es así, que en mayo consiguieron llenar la Plaza Condesa de Ciudad de México, algo impensable para la mayoría de las bandas que acaban de lazar su primer álbum.

El secreto, además de un sonido de gran calidad, es el auge de este tipo de Indie pop que, en los últimos años, se está apoderando del mercado mexicano. Un gran número de bandas, con un sonido similar que hacen las delicias de los amantes de la música envolvente y las voces melódicas. Desde luego, este es un disco para quienes disfrutan dejando que el sonido se apodere de sus pensamientos.

Si no te los quieres perder, la agrupación presentará su nuevo disco el 9 de febrero en el Pepsi Center.

Puedes comprar tus boletos a través de Ticketmaster.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.