Claves para ligar (o no) en la cena de Navidad de la empresa

Según parece, lo asegura una encuesta de Parship, hay un porcentaje importante de la población que tiene muchas esperanzas puestas en la cena de Navidad de su empresa. Concretamente, los solteros. Dice la encuesta que un 20% de ellos aprovechará este encuentro social que se mueve entre el ocio y el trabajo para ligar.

La mayoría son mujeres (21%) frente al 17% de los hombres. El argumento es que en el ambiente distendido de estas cenas es más fácil abordar a ese compañero de trabajo que tenemos fichado y que resulta inaccesible en otras circunstancias.

Parship aconseja que tontear o poner ojitos sin más consecuencias está permitido pero que si las cosas van a más lo mejor es no exponerse demasiado ante los colegas. La recomendación general es “nadar y guardar la ropa” y no hablar demasiado porque el vino desinhibe y eso en un ambiente laboral puede ser arriesgado. Léase, no te morrees en medio de la pista con tu compañero de trabajo.

El jefe y el becario son las dos opciones prohibidas. Flirtear o acercarse demasiado a un superior te pueden hacer parecer a los ojos de los demás como un trepa o un oportunista. Respecto al becario, pues es posible que alguien piense que estás abusando del más débil del organigrama de la empresa. Aquí te damos algunos consejos para sobrevivir con dignidad a la cena de Navidad.

1. Haz una criba previa del mercado

El objetivo es no desgastarte con gente que no está interesada o que no tiene tus mismos gustos sexuales. Y aunque en la oficina todos parezcan asexuados no lo son.

2. Cuidado con los casados y comprometidos (el día después de la cena volverán a su estado original)

Por mucho que hayáis bebido y por muy cercano que se muestre, no mires para otro lado cuando veas su alianza ni ignores que lleva media hora hablando de su novia.

Aunque la noche los confunda, al día siguiente volverá a la casilla de salida y puede ser que te sientas incómoda en la oficina. Pero existen dos opciones: que te ignore o que quiera más, en cualquier caso te estarás metiendo en un terreno pantanoso.

3 .Controla el alcohol

Aunque la barra sea libre tú no lo eres del todo en una cena de empresa. Si hablas de más lo que digas puede tener consecuencias, si te pasas con los chistes también. Así que lo más inteligente es beber hasta el límite en que la lengua no se te descontrole ni la mente tampoco. Mejor irte a casa que convertirte en la pesada acosadora de la cena que pierde la dignidad por llevarse a alguien a dormir a su cama.

4. Cotiza al alza

Es decir, no te vendas barato, no demuestres que te vale cualquiera. Analiza las consecuencias de tus actos y no te vayas con el primero que se te acerque. Es un consejo de Perogrullo pero tampoco es tan raro que lo hagas en la cena de empresa. También puedes pasártelo bien con tus compañeros sin pasar al ataque sexual.

5. Guarda ese baile sexy para cuando salgas con tus amigos

No te vengas arriba, no te conviertas en el centro de la fiesta no subas la pierna en la barra como si fueras una gogó… Todo eso está muy bien para cuando salgas con tus amigos pero no para esta fiesta de la que se hablará en la empresa durante todo el año.

6. El día después… naturalidad

Si a pesar de todos los consejos acabas con alguien de la oficina en la cama tienes que pensar una estrategia para el día después. La más recomendable es actuar con naturalidad y deja que el otro mueva ficha. Opta por minimizar los riesgos y no exponerte demasiado. Pasará lo que tenga que pasar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.