Nepal logró estar en camino de duplicar su población de tigres para el 2022

Un censo dirigido por el gobierno de Nepal encontró que la población de tigres en el país casi se duplicó en los últimos diez años. Los datos recopilados de los monitoreos con cámaras trampa realizados en la mayoría de los hábitats de tigres de Nepal entre 2017 y 2018 muestran que ahora hay 235 de los grandes felinos que habitan en el sur de Asia.

Eso representa un aumento del 19 % sobre los 198 tigres encontrados durante un estudio a nivel nacional completado en el 2014. El primer censo de Nepal, en el 2009, encontró 121 tigres.

Estas cifras encaminan a Nepal para convertirse en la primera nación en duplicar su población de tigres desde la meta Tx2 que busca duplicar la población mundial de tigres para el 2022, el próximo año del Tigre en el calendario lunar asiático, fue adoptado por los 13 países del mundo del tigre en la Cumbre del Tigre de San Petersburgo en el 2010. Los países también crearon el Plan Global de Recuperación del Tigre para trazar un camino para alcanzar el objetivo de Tx2.

En el 2009, los países del área de distribución acordaron que la población base de tigres es de 3200 individuos, la estimación de la Lista Roja de la UICN de la población global de tigres (Panthera tigris) en ese momento, por lo que duplicar la población de tigres significaría alcanzar una población mundial de 6000 tigres o más. Se cree que hubo hasta 100 000 tigres en el mundo hace un siglo, pero la caza furtiva y la destrucción del hábitat debido a las actividades humanas redujeron su número hasta en un 97 %, según WWF.

“Nuestro compromiso con el Plan Global de Recuperación del Tigre gana un nuevo terreno con el creciente número de tigres en Nepal y una implementación exitosa del Plan de Acción para la Conservación de Tigres en Nepal”, dijo Bishwa Nath Oli, secretaria del Ministerio de Bosques y Medio Ambiente de Nepal, en una declaración. “Proteger a los tigres es una de las principales prioridades del gobierno, y estamos agradecidos por el apoyo de nuestros socios, organismos encargados de hacer cumplir la ley, comunidades locales y la comunidad internacional por un propósito común”.

Aunque los 235 tigres de Bengala (Panthera tigris tigris) que ahora llaman a Nepal su hogar pueden representar una pequeña fracción del objetivo total, los conservacionistas esperan que el éxito de Nepal sirva de modelo para otros países del área de distribución de tigres.

“En un momento en que imágenes y relatos sombríos sobre el declive de la especie dominan las noticias, Nepal es verdaderamente una estrella brillante en el mundo de la conservación del tigre”, dijo el Dr. John Goodrich, director principal del programa de tigres de la ONG Panthera dijo en una declaración. Panthera fue una de varias organizaciones de la sociedad civil, incluida la ONG nepalí Fundación Nacional para la Conservación de la Naturaleza, (NTNC, por su sigla en inglés), WWF, y la Sociedad Zoológica de Londres, que trabajó con el Departamento de Parques Nacionales y Conservación de la Vida Silvestre de Nepal para monitorear la población del tigre del país y producir las nuevas estimaciones.

Goodrich agregó: “La recuperación de los tigres así de rápida casi nunca pasa, y el compromiso sobresaliente de Nepal para proteger su vida silvestre, a pesar de tener una de las densidades de población humana más altas del mundo, es un logro que debe ser celebrado y modelado por otras naciones asiáticas que luchan por la supervivencia de su patrimonio y de esta extraordinaria especie”.

El empoderamiento del personal policial, desde guardaparques hasta policías y jueces, para combatir la caza furtiva es solo una de las medidas que Nepal ha implementado para ayudar a recuperar su población de tigres.

El país también se ha comprometido con una serie de iniciativas destinadas a asegurar los medios de vida y el bienestar de las comunidades que comparten sus hogares con la vida silvestre, como la creación de oportunidades de empleo dentro y fuera de las áreas protegidas, zonas de amortiguamiento bien administradas alrededor de las reservas y los esfuerzos para mitigar los conflictos entre seres humanos y la vida silvestre, entre ellos la instalación de cercos de ganado a prueba de depredadores y el establecimiento de un fondo de ayuda para las personas que sufren pérdidas debido a los tigres.

“Es un momento de orgullo para todos los nepaleses, especialmente para aquellos de nosotros que hemos trabajado incansablemente para lograr este éxito”, dijo Man Bahadur Khadka, director general de DNPWC, en un comunicado. Sin embargo, Khadka reconoció que la pelea aún no está ganada: “La cifra actual muestra que estamos en el camino correcto, pero aún hay un largo y desafiante camino por delante. Cualesquiera que sean los desafíos, seguimos comprometidos a garantizar que nuestros parques y áreas protegidas continúen exhibiendo estos magníficos animales para nuestras generaciones futuras y para siempre”.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.