KIM

El avance en términos de comunicación social y acercamiento humano que nos han proporcionado las redes sociales y la mensajería instantánea no acaba de sorprendernos. La inmediatez con la que logramos expresar nuestros pensamientos o comunicarnos al otro lado del mundo es uno de los más grandes privilegios del siglo XXI.

El tema es que de la maravilla pasamos a la parálisis, a la dependencia y a la falsedad. La vida “virtual” de las personas toman más peso que la vida real. Vivimos enajenados con cuantos likes y comentarios recibimos. Posteamos las fotografías más absurdas y retocadas, lejos de la realidad. Nuestra valía depende de la cantidad de comentarios que recibimos.

¿Has ido a algún viaje y evitado la tentación de subir fotografías a tus redes sociales?, ¿Sientes que necesitas compartirle a “tu público” los pormenores de tu vida privada?, ¿Crees que verdaderamente a alguien le importa lo que haces o sientes?

La presente no busca de ninguna manera satanizar a la old fashion las tendencias modernas, pero si es un exhorto a que pongamos atención a nuestra realidad, a que no haya más fallecidos por tomar la selfie más exótica, nunca más dejar de poner atención a la convivencia en una comida o viaje por revisar nuestra vida cibernética.

Sería ideal dejar de fotografiarnos como si fuésemos unos maniquíes, con gestos absurdos, filtros que nos robotizan y perdemos lo más valioso que tenemos: la unicidad.

La pluralidad de ideas en redes sociales nos han polarizado y llevado a los extremos del insulto, la difamación y la proliferación de noticias falsas que buscan llevar al pánico. Es importante saber discernir lo negativo de lo positivo.

Ya es momento de vivir más y posar menos, poner atención a las personas y experiencias reales del día a día.

POST SCRIPTUM

Las últimas semanas han sido favorables en nuestro país con relación a la igualdad de género.

Es motivo de festejo que tenemos a la primera Secretaría de Gobernación mujer, Olga Sánchez Cordero, quien cuenta con una reputación y trayectoria intachables. Claudia Sheinbaum, destacada funcionaria y brillante científica, como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Por otra parte, se han presentado iniciativas importantes en el sentido de que los Consejos de Administración de las empresas deben buscar el equilibrio en el número de hombres y mujeres que los integran, también que las asistentes del hogar deben contar con seguridad social. ¡Y vamos por más, esto es solo el principio!

@kimarmengol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.