SINAPSIS

La intempestiva llegada del ex-capitán Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil ha puesto en tela de juicio la tradicional cuán exitosa política exterior de ITIMARATY —como se conoce a su cancillería.

Bolsonaro está dispuesto a operar un dramático giro en la fase de su alianza con el presidente estadunidense Trump.

No se trata solamente del exhibicionismo de dos de sus hijos con camisas publicitarias del MOSSAD—la agencia de espionaje israelí—y del ejercito hebreo respectivamente.Ni tampoco del amagado traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén,lo cual lo está colisionando con la importante comunidad árabe de Brasil de 10 millones,de los cuales 80% son libaneses(mucho más que en el mismo Líbano de 6 millones).

Brasil desea salir del alicaído Mercosur,lo cual,a mi juicio dará mayor juego a Argentina que trata de acercarse a China.

Lo que más está en juego es la permanencia de Brasil en el bloque estratégico de los BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

En caso de que Bolsonaro siga al pie de la letra la política exterior de Trump,es probable que Brasil se aleje de China, lo cual ha exasperado al vicepresidente brasileño y Gral. retirado Hamilton Mourao quien ha rechazado tanta temeridad.

El ex-Gral. Mourao ha exhortado a una mayor “cautela con China, Mercosur e Israel (https://bit.ly/2RCEKjo)”, lo cual denota la división de opiniones en las entrañas del ejército brasileño.Mourao comentó que una buena relación con China es vital para Brasil y “no puede ser descuidada”

http://alfredojalife.com

@AlfredoJalifeR_

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.