En su primer año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita un presupuesto de 682,300 millones de pesos para echar a andar sus principales programas prometidos durante la campaña electoral.

El gobierno entrante tendrá un margen para reasignar recursos por 30% del presupuesto, que hoy es parte del gasto programable y los programas ineficientes y duplicados, señaló Banco Base; sin embargo, advierte, el mayor reto será político.

“En teoría, el gobierno puede reasignar recursos para cubrir el costo de sus programas, pero el presupuesto también es política y es en la discusión donde se define”, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero del banco.

Para el cierre de 2018 se prevé un crecimiento 2% con un tipo de cambio en niveles de 20.86 pesos por dólar y una inflación de 4.6%.

En tanto, la incertidumbre por el cambio de gobierno y la desaceleración en Estados Unidos harán que el crecimiento en 2019 sea de apenas 1.8%, con una inflación en 5.1% y un tipo de cambio que podría rebasar los 21 pesos por dólar al principio de año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.