La eliminación de pensiones a los cinco expresidentes, que entró en vigor a partir de este martes por la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicosserá efectiva a partir de enero de 2019 y está descartado que prosperen recursos ante la SCJN.

Así lo indicaron los presidentes de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y del Senado, Martí Batres Guadarrama, quienes destacaron quedicho ordenamiento, además de eliminar las pensiones a los ex mandatarios, también establece que ningún servidor público pueda ganar más que el presidente.

“Se les acabó su Halloween a los expresidentes”, ironizó Muñoz Ledo en entrevista con El Universal y resaltó que, para el nuevo gobierno federal, el tema de la austeridad es básico y fundamental para el país, como lo reclaman los ciudadanos.

Batres Guadarrama descartó que la entrada en vigor de la ley de remuneraciones vaya a derivar en amparos y controversias de funcionarios que se verían afectados por la reducción de salarios y prestaciones, pues no afecta a todos los burócratas del país, sino sólo a los altos mandos.

Por su parte, el diputado morenista Pablo Gómez Álvarez aseguró que, quienes que no se ajusten al ordenamientopublicado ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF), serán “sancionados”, ya que ante dicho ordenamiento no procede ningún amparo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.