NATIOH.jpg

Una de mis películas favoritas es la trilogía de Matrix. Ambientada en un futuro distópico, la película sigue la vida de un hacker que es interceptado por un grupo de piratas cibernéticos que tienen una verdad que nadie más sabe: pueden entrar y salir de un mundo virtual. En algún punto de la primera película se ve como los personajes se conectan a este mundo virtual mediante una especie de manguera conectada a su cerebro. Te dan a entender que esa manguera viene de una computadora y que no solo es la conexión al mundo virtual, sino que es una forma de transmitir información directo al cerebro permitiéndoles además poder aprender un idioma o a manejar un helicóptero de manera instantánea.

Nuestro sistema nervioso central funciona mediante estímulos eléctricos. Nuestro cerebro está organizado de tal manera que tiene secciones muy delimitadas responsables de diferentes acciones desde el lenguaje, el movimiento, el funcionamiento automático de nuestros sistemas vitales y todo lo demás que se te pueda ocurrir. La orden se genera en el cerebro y se transmite a través de impulsos eléctricos que viajan a través de los axones de nuestras neuronas. Piénsalo como la luz que viaja a través del cable de luz conectado a tu televisor. Cuando tu oprimes un botón, la luz viaja inmediatamente para encender la pantalla. Hay entonces una acción y una propagación de esa información hasta llegar a su destino. ¿Qué pasaría si nos pudiéramos conectar en algún punto del camino? ¿Podríamos engañar al cerebro? ¿Enseñarlo?

Las interfaces cerebro-máquina

Nuestro cerebro funciona de manera análoga: una corriente eléctrica continua de voltaje, frecuencia y amperaje determinado. Una interfaz cerebro máquina es la tecnología para obtener señales del cerebro para luego ser procesadas por una computadora. Hoy en día ya existen interfaces cerebro-máquina en donde por medio de un electroencefalógrafo nos es posible tomar una señal del cerebro, procesarla y hacer algo de interés con ella. Las aplicaciones de estos mecanismos son principalmente académicos, pero la tecnología podría evolucionar a un punto en donde una computadora conectada a nuestro cerebro nos mandara y recibiera información. La interfaz mostrada en Matrix es mucho más avanzada ya que es una conexión directa al cerebro, las que existen hoy en día son por medio de electrodos superficiales y no están en contacto directo con nuestras neuronas.

Las principales complicaciones para poder hacer una conexión directa tienen que ver principalmente con la conversión de una señal análoga que viene del cerebro a una señal digital que pueda ser procesada por una computadora. Además, colocar electrodos dentro del cerebro es muy complicado porque tienen que ser insertados quirúrgicamente y tienen que ser de materiales biocompatibles. Por último, sería muy complicado encontrar un área específica del cerebro con la que se quisiera trabajar.

A pesar de las dificultades ya existen aplicaciones más avanzadas de este tipo de tecnología. Ya hay, por ejemplo, interfaces capaces de engañar al cerebro. Cuanto de dicen que el dolor está en la mente no te están echando mentiras. Ya se tienen muy bien caracterizadas las señales eléctricas del dolor, y ya hay interfaces capaces de conectarse a los axones de estas neuronas (el cable por donde viaja el estímulo eléctrico) y cancelar la señal eléctrica que viaja por ahí. Este tipo de tecnología sigue en validación clínica, pero es un paso agigantado en el desarrollo de esta tecnología. Quizás algún día nos sea posible aprender un idioma o algún deporte instantáneamente. ¿Qué más se te ocurre que podrías hacer?

Biografía

Mi nombre es Jorge Pérez. Soy ingeniero biomédico de formación y científico y emprendedor por vocación. Desde pequeño me ha apasionado la ciencia y la tecnología y hoy en día me dedico a emprender en ciencia. Soy director de innovación en inMateriis y socio fundador de Euphonia, iniciativas que nacen desde la ciencia aplicada a resolver problemas de todos los días. Me puedes seguir en @jorgenaitoh.

El microscopio es una columna dedicada a revisar una “laminilla” a la semana en donde intentaré proporcionarle al lector una divertida y fresca manera de aprender acerca de diversos temas de ciencia y tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.