El miércoles (31 de octubre), Morrissey reanudó su gira 2018 en Estados Unidos. Para sorpresa de sus fans, el músico tocó por primera vez en años algunos de los temas más entrañables de los Smiths y de su discografía como solista.

Después de hacer una pausa de seis meses, Moz se presentó en el teatro The Majestic Ventura, en California, para promover su decimoprimer álbum solista, Low in High School, el cual lanzó en noviembre de 2017.

De acuerdo con NME, el músico había cancelado todas las fechas de su gira en el Reino Unido y en Europa debido a que muchos de sus antiguos seguidores planeaban organizar protestas contra sus declaraciones racistas afuera de sus conciertos.

En su show en California, Morrissey abrió con el clásico de los Smiths “William, It Was Really Nothing”, canción que no había tocado desde 2007.

Otras sorpresas fueron “Hairdresser on Fire” y “Something Is Squeezing My Skull“, las cuales dejó de tocar en toda una década. “Break Up the Family” también hizo muy felices a los fans, pues no había tocado este tema en18 años.

Un día después de su concierto, Morrissey publicó un video y un cover de “Back On The Chain Gang” de los Pretenders. En el video se ve a Morrissey tocando la guitarra en un set con un decorado sesentero, muy a la manera de Top Of The Pops.

Este año ha sido uno de los más polémicos en la carrera de Morrissey, pues hizo una serie de declaraciones racistas y xenófobas que nadie logró explicarse del todo. Mencionó, por ejemplo, que Hitler era de izquierda y que el alcalde de Londres, de origen paquistaní, no hablaba inglés correctamente. Además, señaló que el feminismo “no ayudaba a nuestra sociedad”.

En una entrevista con el diario alemán Spiegel sobre la acusación de abuso contra Kevin Spacey dijo que el actor estaba siendo “acusado injustamente” y que consideraba ridículo que lo hubieran eliminado de la película de Ridley Scott.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.