CORIA

En los últimos años, los aeropuertos se han dado a la tarea de buscar nuevos métodos tecnológicos para facilitar la entra y salida de pasajeros en tiempos reducidos. En este aspecto, los sistemas de reconocimiento facial han demostrado ser una excelente alternativa para la verificación de la identidad de los pasajeros a la hora de viajar. 

Uno de los países que más se ha interesado por implementar este tipo de tecnología es Estados Unidos, tanto así que La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) aumentará la cantidad de aeropuertos que cuenten con sistemas de reconocimiento biométrico. Con estas medidas, se buscará reducir las amenazas y mejorar la seguridad de estos lugares. 

El primer aeropuerto en implementar este sistema en Estados Unidos fue el de Orlando, mismo que lo implementó en todos sus vuelos internacionales. Actualmente, existen 14 aeropuertos internacionales que cuentan con esta tecnología, incluyendo Nueva York, Washington DC y Orlando. Así mismo, la aerolínea JetBlue también implementa estos sistemas en algunas rutas como Fort Lauderdale a Costa Rica. Cabe mencionar que para vuelos domésticos la TSA utiliza lectores de huellas dactilares. 

El proceso 

Una vez que los pasajeros han llegado al mostrador de la aerolínea con la que viajarán, se les tomará una fotografía mientras hacen el chequeo. Acto seguido, las fotografías son enviadas a una base de datos donde se contrastan con los registros anteriores de los viajeros gracias a un sofisticado algoritmo que muchas veces funciona con inteligencia artificial. El objetivo de este proceso es generar plantillas biométricas con el objetivo de identificar a cada uno de los pasajeros. En caso de que la información no coincida se utilizarán otros datos como huellas dactilares o antecedentes criminales. Lo increíble de este tipo de sistemas es que tienen la capacidad de almacenar los datos biométricos de los residentes por 15 años y los de los extranjeros no inmigrantes hasta por 75 años. 

A pesar de que el aeropuerto de Orlando ha sido el primero en implementar estos sistemas, el gobierno norteamericano planea que el aeropuerto de Hartsfield-Jackson en Atlanta lo utilice durante todo el proceso del viaje: desde que los pasajeros realizan el chequeo y entregan su equipaje hasta que llegan a la puerta de abordaje. 

Es importante mencionar que la implementación de sistemas de reconocimiento facial no es exclusiva de Estados Unidos, ya que incluso los hemos visto en países como Australia, Francia y China. De hecho, dentro de muy poco, el Aeropuerto Internacional de Carrasco en Montevideo, Uruguay, se convertirá en el primero en América Latina en contar con escáneres con tecnología biométrica. 

Otras aplicaciones

Más allá del tema de la seguridad, la TSA busca implementar los sistemas de reconocimiento biométrico para detectar a los viajeros que han sobrepasado su tiempo de estadía en los Estados Unidos. En este aspecto, en un periodo de prueba se logró reconocer a 1,300 viajeros que habían excedido su tiempo de visita en el país. 

Por otro lado, gracias a los escáneres biométricos es posible reconocer a los pasajeros que intentan viajar utilizando documentos falsos. Hace un par de meses, los sistemas de reconocimiento facial del aeropuerto internacional de Washington lograron capturar a un hombre de 26 años que intentaba llegar a Brasil con un pasaporte falso. Luego de la prueba biométrica, el hombre participó en un examen secundario en donde las autoridades del aeropuerto encontraron un documento de la República del Congo en el interior de su zapato, por lo que determinaron que trataba de viajar de manera ilícita. 

A pesar de que estos sistemas son bastante eficientes, están lejos de ser perfectos, ya que en ocasiones pueden tener dificultad para identificar a personas de cierto rango de edad o incluso de nacionalidades específicas. No obstante, las autoridades se encuentran trabajando para perfeccionarlos e implementarlos en prácticamente todos los aeropuertos internacionales para tener un mejor control de los viajeros. 

Con información de: El Observador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.