Hospitales federales y locales exigieron planes emergentes de abasto de agua para tener una adecuada operatividad durante el corte al suministro que termina el próximo sábado.

El Hospital General de México aseguró que aun cuando cuenta con un millón de metros cúbicos de agua de reserva solo les durará dos días, por lo que solicitaron al Gobierno de Ciudad de México 40 pipas diarias, con capacidad hasta de 10 mil litros cada una, para evitar reducir 50 por ciento la atención otorgada a enfermos que acuden de todo el país.

César Athié Gutiérrez, director general del hospital, explicó que a diario reciben a 10 mil personas, entre pacientes, familiares y médicos, en alguna de sus 48 especialidades, básicamente padecimientos como diabetes, oncológicos, cardiacos, hemodiálisis, trasplantes de corazón, reconstrucción de rostros, de manos y ojos, además de procedimientos de cirugía de reconstrucción de mama para pacientes que padecieron cáncer.

En el hospital laboran 6 mil 400 trabajadores, 822 médicos de base, 800 residentes, 51 investigadores y cuenta con 49 clínicas de alta especialidad. En esta contingencia se aplicó un plan de ahorro de agua basado en evitar lavado de automóviles, el cierre temporal del área de albercas de rehabilitación y no usar las regaderas internas.

En tanto, el Infantil de México Federico Gómez cuenta con tres cisternas que almacenan 2 mil 400 metros cúbicos de agua que les durará un máximo de siete días. Se trata de una unidad federal con una afluencia diaria de 4 mil 600 pacientes, familiares y médicos; menores de edad que se atienden en alguna de sus 25 especialidades, básicamente hemodiálisis, oncología, cardiología y malformaciones congénitas.

César Argumosa Zárate, subdirector de mantenimiento del hospital, explicó que no solicitaron el apoyo a la alcaldía de Cuauhtémoc ni tampoco del gobierno capitalino ya que cuentan con el suministro suficiente. No obstante, estarán aplicando una serie de medidas que van desde evitar lavado de coches, cerrar los tanques de terapia donde se realizan procedimientos a 36 grados centígrados a menores y se evitará que los profesionales de la salud utilicen las regaderas.

“Estaremos vigilantes por si advertimos desabasto, ya sea que solicitemos ayuda de suministro del Sistema de Aguas y de la alcaldía, así como de los proveedores: una pipa diaria de 10 mil litros, con un costo de mil 200 pesos”, dijo, tras. A su vez, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) envió una tarjeta informativa a Grupo MILENIO:

“Para contar con un abasto oportuno de agua a partir del 31 de octubre, clínicas, hospitales, unidades administrativas y de prestaciones sociales han tomado medidas para optimizar el uso del líquido almacenado en tinacos y cisternas. “Asimismo, se cuenta con cerca de 70 pipas y un pozo de agua en la zona de Villa Coapa para atender las necesidades conforme lo vayan requiriendo las instalaciones médicas y administrativas”.

Si bien en el Hospital Pediátrico de Azcapotzalco se mantuvo a baja presión el agua el primer día de la contingencia, alrededor de las 8 de la noche el suministro se cortó definitivamente.

Arturo Arellano Trujillo, administrador del hospital, explicó que cuentan con dos cisternas, una con 18 mil metros cúbicos y la otra con 7 mil metros cúbicos, que, en caso de usarlas de manera continua, se acabará en dos días.

El administrador comentó que el Gobierno de Ciudad de México y la alcaldía garantizaron que recibirán, en caso de una disminución de 50 por ciento del suministro almacenado, una pipa con 2 mil 500 litros. Esto será para atender a diario a los 120 niños con problemas cardiacos. SPORT CITY Los usuarios de los 15 clubes Sport City ubicados en Ciudad de México se enfrentaron con el hecho de que la alberca, el vapor y las regaderas de presión fueron cerrados hasta que se regularice el suministro de agua.

Además, solo se otorgaron dos toallas, una chica y una grande, en lugar de tres o cuatro. En las regaderas se sugiere ahorrar y bañarse en un máximo de 5 minutos. En tanto, los propietarios de lavanderías y estéticas señalaron que para abastecer sus locales de agua han invertido más de 5 mil pesos en pipas durante esta semana.

Tras un recorrido por la alcaldía de Benito Juárez, se comprobó que estos establecimientos cerrarán el fin de semana, ya que no habrá pipas privadas que los abastezcan por la escasez. Patricia Martínez, dueña de la lavandería Automatic, dijo que normalmente paga 4 mil 700 pesos bimestrales por el servicio de agua, y en una semana fueron 5 mil.

EN CIFRAS 72,000 millones de pesos en pérdidas económicas para los comercios de la capital. 90,000 pequeñas y medianas empresas de Ciudad de México resultarán afectadas. 66,827 de esos establecimientos se encuentran ubicados en la alcaldía de Cuauhtémoc. 23,724 de las empresas afectadas están instaladas en la alcaldía de Benito Juárez. 8,000 pesos sumarán las pérdidas económicas de los locatarios del Mercado de Sonora 10,000 pesos prevén tener de pérdidas los comerciantes de la Central de Abasto, en Iztapalapa.

2,000 locatarios de la Central de Abasto se dedican a la comercialización de flores y hortalizas.  2,500 pesos llegan a pagar los locatarios por el servicio de una pipa para cubrir sus necesidades.

Y ADEMÁS PARAN RESTAURANTES DEL EDOMEX

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en el Valle de Toluca, el corte de agua provocará que entre 20 y 30 por ciento de los establecimientos ubicados en los municipios afectados “bajen la cortina”. Además, señala que el precio de las pipas aumentó considerablemente, ya que no existe un costo base, llegando a superar los mil pesos. “Denunciamos ante Profeco para que nos auxilien”, dijo Pablo Durán, titular de la cámara.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.