Telarañas, calabazas con cara, velas, brujas y muchos, muchos dulces… cada año, la fiesta de Halloween reúne a los amantes de los sustos, las criaturas aterradoras y las películas de terror. Por eso, en la agenda de fin de mes no puede faltar una buena película para asustarse y estresarse en pareja o entre amigos.

Están obviamente los clásicos de siempre, como El exorcistaShiningEl aroHalloweenActividad Paranormal o El Conjuro. Pero si este año te sientes con ánimo explorador, existen también pequeñas joyas de terror olvidadas, subestimadas o simplemente desconocidas a las que puedes darles una oportunidad. Aquí te dejamos cinco alternativas para este fin de semana aterrador.

Angst de Gerald Kargl (1983)

Esta es una película completamente surrealista en la que seguimos, casi en tiempo real, a un asesino serial (interpretado por Erwin Leder) que acaba de salir de prisión y va por sus siguientes víctimas. Sus pensamientos mórbidos y sombríos son narrados en voiceover y van acompañados de un agonizante soundtrack compuesto por Klaus Schulze, uno de los pioneros de la música electrónica.

Esta película es capaz de perseguirte desde la primera escena. La perfección de sus tomas da la impresión de ir más allá de la pantalla. Para verla puedes buscar algún vínculo en línea o venden el DVD en Mixup.

Incubus de Leslie Stevens (1966)

Filmada en blanco y negro en 1966 y dirigida por Leslie Stevens, Incubus centra su historia en un pequeño pueblo en una isla aislada donde demonios súcubos seducen y corrompen a los hombres antes de asesinarlos. La atmósfera especial que emana de esta película es algo fuera de lo normal.

A lo largo de los años, este largometraje ha adquirido un estatus tanto de culto como de maldito. Después de un estreno confidencial, se volvió invisible por muchos años y todas las copias fueron quemadas o destruidas. Varios de los miembros del equipo murieron después de la filmación. La actriz Ann Atmar se suicidó semanas después de filmar, al igual que el actor Milos Milos, que se quitó la vida un año después, tras asesinar a su prometida. Por todas estas razones y por ser la única película estadounidense en Esperanto, es considerada una película de culto.

Incubus está disponible en YouTube.

Pontypool de Bruce McDonald (2008)

Una estación de radio queda atrapada en una tormenta de nieve. Un animador está a punto de empezar su programa ante la preocupada mirada de su productor. Según las noticias que llegan de fuera, parece que el pequeño pueblo de Pontypool está siendo víctima de una extraña y violenta epidemia. A pesar de sus recursos limitados, Pontypool es una buena alternativa para los amantes del cine de terror.

Con su pitch apocalíptico, el proyecto destaca gracias a su minimalismo y su astuto guion. Parte de su éxito se debe a su elenco y a la sutileza de los diálogos, escritos con gran precisión para generarle ansiedad al espectador. Refrescante y reflexiva, esta película de Bruce McDonald definitivamente vale la pena.

Puedes encontrarla en Internet bajo el nombre Frecuencia macabra.

Shutter de Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom (2004) 

Algunas películas de terror parecen acechar nuestra mente incluso después de haberlas visto. Tal es el caso de Shutter, una película tailandesa dirigida por Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom. En este thriller de terror, una pareja atropella accidentalmente a una joven y, en vez de acudir en su auxilio, deciden huir. A partir de ese momento su vida se ve alterada y perturbada por apariciones extrañas.

Shutter, cuyo título en español es Están entre nosotros, es el epítome de una película de terror. Con una dirección meticulosa, la película se centra en un objeto cotidiano -una fotografía- para explotar el potencial emocional y aprovechar al máximo los momentos de susto.

Durante 97 minutos, el espectador tiene la sensación de que todo puede suceder… en cualquier momento.

Wolfcop de Lowell Dean (2014)

Como cada año, el Rouen Fantastic Film Festival busca mostrar una selección de cortos y clásicos poco reconocidos en el cine fantástico. Y en esta temporada de Halloween, qué mejor que estos mitos y leyendas fantásticas. Es el momento perfecto para una pequeña película de un hombre lobo, como Wolfcop del director canadiense Lowell Dean.

Cuando Lou, un policía alcohólico de un pequeño pueblo se convierte en hombre lobo, se da cuenta que la vida puede ser muy distinta y sangrienta. Esta maldición lo hará pasar de una intoxicación depresiva a una locura de cacería nocturna. Tendrá entonces que dominar sus nuevos poderes para lidiar con su bestia interior al mismo tiempo que se convierte en un buen hombre y gran policía. Si bien el mito de los hombres lobo ha sido bastante explorado en el cine, Wolfcop ofrece una historia original muy eficaz.

La atmósfera ochentera y el soundtrack le dan a esta comedia de terror cierta autenticidad. Los efectos especiales, el spray de sangre y las transformaciones old-school son parte del encanto de esta película de bajo presupuesto. Así que si te gustan las películas de terror con un toque de humor, esta seguro estará a la altura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.