SINAPSIS

El triunfo del excapitan Jair Mesías (sic) Bolsonaro fue menos abultado a lo proyectado y obtuvo un 10% de diferencia sobre su contrincante Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores quien mejoró su desempeño con el voto femenino que no fue suficiente.

Las consecuencias geopolíticas son: triunfan Trump y Netanyahu; pierden China y El Vaticano.

La potencia máxima de Latinoamérica ungió como presidente a un evangelista converso, religión de su tercera esposa, aunque haya nacido como católico.

Vamos a ver cuál será el “efecto dominó” electoral del triunfo de Bolsonaro con las “derechas” que han festejado su triunfo: desde el argentino Macri, pasando por el chileno Piñera hasta el colombiano Duque cuando la vieja “izquierda” no se ha sabido adaptar a la nueva geopolítica, incluyendo a Ecuador que empieza a girar como aliado de Trump.

Se podrá perorar el alto abstencionismo de los votantes decepcionados por la corrupción del Partido del Trabajo que vivió la decapitación de 2 de sus expresidentes: Lula, hoy encarcelado, y Dilma Rousseff eyectada por el Congreso.

El gobierno de Bolsonaro será una mezcla de Trumpismo, debido a su excesiva militarización, con “pinochetismo neoliberal” que manejará su Secretario de Economía Paulo Guedes, un Chicago boy apologista de las teorías fallidas de Milton Friedman.

Lo que hay que seguir es el ascenso del 22% de los “evangelistas” que derrotaron al 66% de católicos cuya mayoría prefirió la abstención, lo cual benefició en última instancia a Bolsonaro.

HOME

@AlfredoJalifeR_

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.