Luego de las múltiples versiones que se han manejado tras el incidente en el que 10 participantes del reality show de AztecaExatlóncasi pierden la vida cuando la avioneta en la que viajaban estuvo a punto de desplomarse, platicamos con una persona de la producción, quien no sólo nos reveló los verdaderos motivos por los que siete de ellos dejaron el programa, sino que el productor David Limón los amenazó para que no dijeran nada.

Exatlón ha estado en el ojo del huracán…

“Sí, y por situaciones negativas que pudieron acabar con la vida de diez participantes y ocho personas de la producción. Imagínate la tragedia que hubiera significado eso”.

-¿Cómo empezó todo?

“El equipo de Contendientes (concursantes que no son famosos) se ganó un viaje a Punta Cana, República Dominicana, que es donde se graba el reality. Todo iba excelente, pero a su regreso, el viaje se convirtió en una pesadilla”.

-¿Estuvieron a punto de accidentarse?

“Así es. Los concursantes y el equipo de producción que los acompañó se dividieron en dos avionetas: en una iban Andrea Arochi, Oziel Muñoz, Marco Beltrán, Irving Acosta, Javier Márquez, Natali Brito y dos personas de la producción; y en la otra iban Gonzalo Pons, Paola Vázquez, Isabel Delgado, Evelyn Guijarro y seis trabajadores”.

-¿Y qué ocurrió?

“Cuando venían de regreso, se desató una tormenta terrible y las dos avionetas estuvieron a punto de desplomarse”.

-Se había dicho que sólo una de las aeronaves estuvo a poco de caer…

“Eso no es verdad, las dos avionetas estuvieron en graves problemas, una de ellas tuvo mucha turbulencia y se fue a pique por unos metros, pero el piloto logró equilibrarla; la otra fue la que se llevó la peor parte”.

-¿La producción qué hizo?

“Llamaron al servicio médico para que los checara y esperaron al productor David Limón para que les diera las indicaciones. Cuando éste llegó, trató de minimizar el asunto y ¡se negó a que los llevaran al hospital!”.

-¡Qué fuerte!…

“Sí, fue una tremenda negligencia por parte de él; imagínate que uno de ellos familias y ya mucho más tranquilos, siete de los concursantes decidieron renunciar al programa”.

-¿Y el productor cómo reaccionó?

“Se portó muy déspota y les dijo que no podían irse, que tenían un contrato y que debían cumplirlo; pero le salió el tiro por la culata, pues los siete participantes le advirtieron que hubieron muchas irregularidades y que podían denunciar esto públicamente y ante las autoridades”.

-¿Luego qué hizo David?

“Platicó con sus jefes en Azteca, y al ver que los concursantes tenían razón y que efectivamente podían denunciarlos y acabar con el prestigio, no sólo del programa sino de la televisora, les ofrecieron 300 mil pesos a cada uno como indemnización”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.