La cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no es una ocurrencia del nuevo gobierno, se debió por razones fiscales, aseguró Marcelo Ebrard, próximo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En el contexto de la XXIX Asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), el integrante del gobierno de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que la cancelación de la obra tiene razones.

Señaló que el proyecto de Texcoco tiene pocos avances a pesar de que lleva tiempo su edificación, tiene un problema de inversión que supera a lo que se proyectó al inicio, lo cual genera un factor de incertidumbre fiscal para el próximo gobierno.

Sostuvo que la decisión tomada es una solución en un plazo menor, al menor costo que se pueda. “Es un factor de incertidumbre grave de carácter fiscal y financiero sobre los seis años del próximo gobierno”.

“No es una ocurrencia, es responsabilidad fiscal. Hay proyectos faraónicos en México que han sido un desastre recurrente y no se quiere comprometer los otros seis años para otro proyecto faraónico”, dijo.

“Va a tener un costo, si, pero el costo mayor es que la incertidumbre se convierta en no terminarlo y tener costos que no puedes controlar porque no sabes en qué va a terminar”, afirmó.

Concluyó que la decisión no va contra el Estado de derecho, porque está previsto en todos los instrumentos jurídicos.

En entrevista aseguró que a pesar de la cancelación del NAIM los inversionistas están interesados en traer capitales a México, porque hay certidumbre en México gracias al proceso democrático, las negociaciones con Estados Unidos y Canadá y varias decisiones que están y que se van a tomar. “El clima es muy favorable”.

Explicó que no se desconocerán los compromisos financieros o legales adquiridos por la obra que se edifica en Texcoco o “simplemente se va a actuar dentro de lo que ya está pactado”. “No se trata de dar por tierra todos esos acuerdos”, indicó.

Ebrard aseguró que los constructores tendrán afectación menor porque ya se pagó y quienes están en la construcción encontrarán oportunidad en la terminal que se construirá en la base militar de Santa Lucía, en Tecámac.

Incluso dijo que se está dialogando con los contratistas de la obra actual y adelantó que varios participarán en la construcción de la pista de Santa Lucía, pero dijo que esa información se dará en los siguientes días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.