El pasado fin de semana, Irina Baeva se presentó en Atlixco con la obra “Conejo blanco, conejo rojo”, pero para sorpresa de todos en la representación demostró que es pésima actriz y que el público no la quiere, pues prácticamente sus familiares y amigos fueron quienes llenaron el pequeño salón en el que se presentó.

Aunque Irina se dijo agradecida de haber participado en la función, los aplausos fueron obligados y gente de la zona que ya había visto la puesta en escena confesó que gusto más con la actriz anterior que la interpretó.

Cabe destacar que el cupo era para aproximadamente 100 personas y la entrada para las huéspedes del hotel era gratuita, aunado a la gente de prensa que cubrió el evento.

Asimismo, y a petición del productor le cantaron las mañanitas por su cumpleaños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.