El runrún es constante, un secreto a voces: ¿Ernestina Godoy se irá al Gobierno Federal?, es el rumor en los pasillos del Congreso capitalino, fue tal la especulación que la propia Coordinadora morenista salió a decir “es posible que me vaya”.

El asunto no es menor -mientras el partido decide su futuro- se abre una brecha para en su caso nombrarun relevo que sea capaz de volver a unificar a los morenistas que mostraban ya los primeros indicios de una división interna.

Una vez más en este primer Congreso se enfrentarían: la vieja guardia política (grupo a fin a Batres) y los noveles morenistas (ligados a Andy López), ahora por obtener la dirección del �?rgano legislativo que dará viabilidad al gobierno de la próxima Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Es ahí donde se focaliza el entramado del cabildeo, quién tiene más congresistas, quiénes se unen para dejar fuera al otro (a). Por lo pronto los primeros roces han dejado intactos a los jóvenes y algunos raspones a los más curtidos morenistas.

La baraja de nombres es minúscula se reduce a cuatro, dos hombres Eduardo Santillán y José Luis Rodríguez y dos mujeres, Valentina Batres y Guadalupe Morales, cualquiera posee el temple, las tablas y capacidad de consenso, pero solo uno tendrá una empujadita, quizá de más arriba.

De volar Ernestina Godoy en estos días, -aunque hoy señaló que todavía no sabe nada- el reemplazotendrá que salir al quite de inmediato, pues los trabajos legislativos están adelantados y aún quedan muchos huecos administrativos que cerrar.

Los morenistas no pueden darse el lujo de mostrar descontrol, en especial porque diciembre es el mes con más carga laboral, nada más y nada menos se decide el paquete financiero para 2019.Ya veremos donde se para la ruleta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.