Escándalo en 90´s pop Tour, Lidia Ávila se acostó con otro, y su marido se entero

Aunque pareciera que Lidia Ávila, de 39 años, y su esposo, Isaac de Hita, de 41, son la pareja ejemplar, nos enteramos de que hace unos meses estuvieron a punto de terminar con su matrimonio, pues mientras la cantante se encontraba de gira con el 90s Pop Tour, tuvo un desliz con Miguel Islas, de 45, quien es integrante del grupo El Círculo.

MISLAS

Platicamos con un amigo de la intérprete y nos relató que cuando Isaac se enteró del error de su esposa, al ser socio del proyecto, habló con Ari Borovoy y le dijo que no firmaría al grupo de Miguel para la próxima gira.

-Están por iniciar una nueva gira con el 90’s Pop Tour, ¿cómo va todo?

“El show va muy bien y la gente no deja de venir a divertirse; sin embargo, hace poco casi se viene abajo”.

-¿Por qué lo dices?

“A pesar de que El Círculo funcionaba muy bien y estaba acoplado con los otros grupos, de última hora, el esposo de Lidia Ávila, quien es socio del espectáculo, decidió sacarlos porque tuvo un problema con Miguel Islas”.

-¿Qué pasó?

“En una junta, Isaac de Hita dijo que no quería verlos dentro del show, y que dejaría de invertir si Ari Borovoy los volvía a contratar; no dio razones y se retiró del lugar”.

-¿Ari qué hizo cuando pasó esto?

“Le preguntó a Lidia si sabía por qué su esposo había tomado esa decisión, y ella le confesó que todo era por su culpa, pues había cometido un gran error”.

-¿Cuál fue el error que cometió Lidia?

“En una de las giras del 90’s por Cancún, Monterrey y Estados Unidos, Lidia y Miguel Islas, el vocalista de El Círculo, comenzaron a coquetear. A Lidia siempre le había gustado Miguel, pero nunca habían coincidido, hasta esta gira, y como él es un hombre conquistador por naturaleza, Lidia cayó a sus pies”.

-¿A qué te refieres?

“Pues que tuvieron sus queveres y hasta terminaron en la misma habitación una noche; al otro día, Lidia se sintió muy culpable, pero ya no había forma de remediarlo”.

-Pero ella siempre ha sido muy recatada…

“Así es, cuando nos enteramos nos quedamos helados; nunca había mostrado una actitud así”.

-¿Y él cómo se enteró?

“Cuando terminó el viaje y se reencontró con su esposo, Lidia estaba muy arrepentida y se armó de valor para confesarle lo que había pasado, y le pidió perdón casi de rodillas; él no podía creerlo y le pidió un tiempo para pensar las cosas y decidir qué pasaría con su matrimonio”.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares