El final de “The Haunting of Hill House” iba a ser mucho más oscuro

Ya sea que hayas logrado mantener la compostura, te hayas quedado con la boca abierta, o te hayas sentido verdaderamente aterrado con los fantasmas de The Haunting of Hill House, lo que es seguro es que el final tuvo un impacto sobre ti. Desde el inicio de la serie de Mike Flanagan, todo giró en torno al cuarto rojo, una especie de estómago viviente en la casa embrujada que, eventualmente, consumía el alma y la fuerza de sus habitantes para mantenerlos prisioneros por siempre. Si bien al final los cuatro hijos de Olivia y Hugh logran escapar y celebran el segundo aniversario de sobriedad de Luke, el showrunner originalmente tenía un final mucho más trágico y horrible en mente.

De hecho, Mike Flanagan pensaba sumergirse por completo en el mundo sobrenatural, como le explicó a Hollywood Reporter, antes de cambiar de parecer y optar por ahondar mejor en la dimensión emocional de The Haunting of Hill House.

“Coqueteamos un poco con la idea de que en ese monólogo, en la imagen de la familia junta, pusiéramos la ventana del Cuarto Rojo en el fondo. Por algún tiempo ese fue el plan… quizá nunca lograron salir. Pero la noche previa a la filmación me senté en mi cama y me sentí culpable.

Sentí que era cruel. Eso me sorprendió. Me había encariñado tanto con los personajes que quería que fueran felices. Cuando llegué trabajar al día siguiente dije: ‘no quiero poner la ventana. Creo que es malvado e injusto’. Una vez que me llegó ese pensamiento, quise alejarme de esa dirección tanto como fuera posible. Hemos estado en este viaje por 10 horas, así que tener unos cuantos minutos de esperanza era importante para mí”.

No obstante, Mike Flanagan recalca que si bien eligió un final mucho menos oscuro, sigue siendo agridulce: Steven debe conservar la casa para proteger a los fantasmas y asegurarse que ningún ser vivo entre ahí. Los muertos permanecerán juntos en la eternidad, incluyendo a Nell, Olivia y Hugh.

“No te libras de tu familia bajo ninguna circunstancia. E incluso cuando no todo vaya a estar bien, incluso aunque nunca vayas a recuperar lo que perdiste, al menos puedes encontrar una manera de vivir con eso. Ese pequeño consuelo significó mucho para mí. Podríamos haber sido bastante cínicos, casi lo fuimos. Pero me da gusto que no haya sido así”, concluyó Mike Flanagan.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares