BLAS A. BUENDÍA

Reportero Free Lance

blasalejo@yahoo.com

Aparentemente existe un temor de algunos sectores hacia las consultas públicas, ya que hay objeciones acerca de las mismas, dijo el Doctor en Derecho Miguel Arroyo Ramírez, en su espacio de Antena Radio, tercera emisión del Instituto Mexicano de la Radio, en el cuadrante 107.9 de FM.

Aclara que la democracia se inició así, con la consulta a los ciudadanos, y es cierto que los ciudadanos deben ser orientados, debemos ser emplazados sobre la esencia de los temas para tomar una opinión.

Pero también –agrega- es cierto que se ha olvidado o se ha dejado en el olvido, mejor dicho, algo que es permanente a los ciudadanos, que es el sentido común. Muchas de las grandes decisiones -han dicho los grandes líderes Estadistas-, se han tomado con el sentido común.

El ex presidente norteamericano Winston Leonard Spencer Churchill, no era un experto en algunos temas técnicos, aunque era un hombre muy sabio, pero tenía un gran sentido común.

A su vez, el ex presidente Franklin Delano Roosevelt, apeló siempre al sentido común del pueblo americano.

En tanto que los grandes líderes mexicanos que se han destacado -siempre se recuerda al Benemérito de las Américas,  Benito Juárez García-, han habido muchos otros, por supuesto, los liberales del 57, del Siglo XIX, pues siempre invocaron al sentido común de la gente, del pueblo para que sus causas prevalecieran o que las causas nacionales -mejor dicho- predominaran sobre los intereses de grupo.

Sentido Común

“Sentido común” es el conjunto de los conocimientos y las creencias compartidos por una comunidad y considerados como prudentes, lógicos o válidos. Esto no tiene nada que ver con que sean correctos, basados en la realidad, ni nada de eso. De hecho, a menudo es lo contrario.

El sentido común es, simplemente, una trampa. Una forma de glorificar el razonamiento erróneo, los prejuicios y los sesgos.

El sentido común es la excusa para no razonar e ignorar los datos. Y así tenemos cosas como que gana Trump y todo “son sorpresas”, cuando hay quien llevaba mucho tiempo prediciendo su victoria electoral.

Infinidad de académicos defienden el homo economicus ese, donde los mercados funcionan en base a una conducta humana que no existe, pero que sus prejuicios les hacen defender.

Agentes políticos, por décadas, han hecho afirmaciones basadas en la pseudoconciencia que determinan las decisiones económicas y sociales de países, pero el sentido común será una fuente inagotable del conocimiento universal.

Ciencia Común robotizada

Incluso, la técnica del sentido común se escudriñe en las inagotables ciencias de la tecnología, toda vez que la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de EE.UU. (DARPA, por sus siglas en inglés), anunció inversiones millonarias en dólares para mejorar la inteligencia artificial (IA) en robots y dotarlos de “sentido común”.

La idea de programarlos con la capacidad de discernimiento de los seres humanos es que sepan interactuar con el mundo real de manera satisfactoria.

Los expertos explican que la ausencia de sentido común impide que un sistema inteligente comprenda su mundo, se comunique de manera natural con las personas, se comporte de manera razonable en situaciones imprevistas y que aprenda de nuevas experiencias.

Por tanto, sería la “barrera más significativa” entre las aplicaciones de inteligencia artificial actuales y las que se crearán en el futuro.

Para lograrlo, los investigadores intentarán que los robots imiten el aprendizaje igual que los bebés a medida que crecen y se adaptan a su entorno. Para ello, la Inteligencia Artificial (IA), deberá entender los objetos físicos en el mundo real, relación espacial y motivación psicológica de los seres vivos.

Por una parte, crearán un modelo computacional que sea capaz de aprender como un bebé, que combine el procesamiento del lenguaje natural, el aprendizaje profundo y otras áreas de investigación de la IA.

También diseñarán un repositorio de conocimiento del sentido común que albergará una base de datos sobre el comportamiento humano común, parámetros y escenarios, que luego podrán ser combinados con el mecanismo de aprendizaje de la IA.

Así pues, DARPA podría lograr que los robots no solo desempeñen sus funciones de una manera definida y exacta, sino que sean capaces de comprender su entorno en el mundo real para no cometer errores que limiten su funcionalidad.

Pero aquí llama la atención. Es el hombre con sentido común que le dota de un común sentido a todas sus obras que ha desarrollado a través de la historia universal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.