Por: Allie Ann

Desde hace un par de años los discos de vinilo están de vuelta, sí esa nostalgia hacia la música se hizo presente en pleno siglo XXI y junto a ella las tornamesas.

La mayoría de las personas que tienen este formato de discos se queja porque se les debe de cuidar a tal grado que no les caiga polvo o se rayan. También están en una eterna búsqueda por encontrar la mejor tornamesa: una que no guarde polvo, que suene bien y que mantenga en buen estado sus vinilos.

Justo a esas necesidades respondió MAG-LEV, que cuenta con un diseño antiguo, sonido de alta calidad y lo mejor, no daña los discos, porque flotan.

¿Cómo funciona?

  • Tiene un sistema patentado, que a través de magnetos logra mantener los discos a flote. Y por increíble que suene, los vinilos permanecen estables, girando en el aire.
  • Permite intercambiar entre discos de 35 y 45 rpm.
  • Cuenta con un sistema semiautomático, así cuando termina de sonar el disco, enseguida se levanta el brazo.
  • Cuenta con pies de plato, en los que éste descansa cuando no está en uso.
  • Tiene iluminación en el platillo.
  • Sistema de manejo, que permite el giro preciso del platillo. Éste tiene un software de regulación de sensor.
  • Tiene entradas para sonido externo.

El proyecto fue creado por la empresa eslovena Desnahemisfera combinando tecnología con la nostalgia de lo antiguo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.