A Enrique Peña Nieto le restan menos de 70 días en el poder. El próximo 1 de diciembre entregará la banda presidencial a Andrés Manuel López Obrador y –según ha dicho– le dará un viraje a su trayectoria.

Peña Nieto repitió este viernes –en el marco del Primer Informe del gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo Maza– que se irá a vivir a la entidad que gobernó en el periodo 2005-2011 y lo hará sin causar “ninguna molestia”.

“Cuando concluya mi responsabilidad actual, no tengo duda de que mi hogar será, una vez más, el Estado de México. Tendré el gusto y señor gobernador, tenga la certeza, que no causaré ninguna molestia”, dijo el jefe del Ejecutivo federal.

A la par de lo dicho el viernes, Enrique Peña Nieto ha delineado más aspectos de lo que será de su vida después de la presidencia. A continuación te platicamos más de lo que hará y de lo que le espera en su futuro inmediato.

¿Sin pensión?

El 11 de septiembre pasado, Morena presentó en la Cámara de Diputados su iniciativa de austeridad compuesta por 13 puntos, entre los cuales se contempla la prohibición de las pensiones de retiro para titulares del Ejecutivo federal, con lo cual Peña Nieto se quedaría sin este pago.

Andrés Manuel López Obrador, fundador de este partido, prometió durante la campaña acabar con la pensión que reciben los expresidentes que a su decir representa un gasto de 5 millones de pesos mensuales.

Los ahorros de Peña Nieto

A finales de agosto, Peña Nieto habló con el periodista Ciro Gómez Leyva sobre sus planes a futuro y de qué viviría cuando deje la presidencia de México. Sin referirse al tema de la pensión, el presidente mexicano respondió:

“En los primeros meses, y con mis ahorros, espero dedicarme a pensar, a reflexionar, quizá a alguna labor de esparcimiento”.

El adiós a la política

“Lo único que sí sé es a qué no me voy a dedicar: para mí concluye la participación en la vida política de mi país”, dijo Peña Nieto a la periodista Denise Maerker, quien le preguntó sobre dónde lo verían los mexicanos después del 1 de diciembre.

“Esta es la única definición que tengo muy clara. Algo tendría que ocurrir como para que regresará… no tengo claramente definido qué voy a hacer, me tomaré un tiempo para pensar y repensar el nuevo orden de lo que será mi vida personal y muy respetuoso del nuevo orden del país’, dijo en la entrevista publicada el 21 de agosto.

En la charla con Gómez Leyva, el mandatario mexicano incluso no descartó dedicarse a algo más: “Buscaré reinventarme en una actividad distinta… Voy a pensar y a definir qué quiero hacer. Pero será algo distinto a la política”.

De regreso al Estado de México

“Todo mexicano que quiere a su tierra natal podrá comprender el afecto especial que yo siento y tendré siempre para con el Estado de México. Aquí, donde nací y crecí es también en donde aprendí a querer a México”, dijo este viernes Peña Nieto.

En la plática con Ciro Gómez Leyva, el presidente fue cuestionada sobre si dejaría el país cuando concluyera su mandato, a lo cual respondió desde entonces: “No, aquí me quedo. Soy mexiquense y espero vivir en el Estado de México”.

Peña Nieto tiene una casa en Ixtapan de la Sal desde 2005. La adquisición de esta propiedad fue objeto de críticas en 2015, cuando el diario estadounidense The Wall Street Journal publicó que la compra se hizo al empresario Roberto San Román Widerkehr, quien obtuvo contratos federales cuando Peña llegó a la presidencia.

La oficina del presidente respondió que no había nada ilegal en esta compra y que Enrique Peña Nieto ha utilizado la casa de forma pública y notoria, además de que la ha manifestado en sus declaraciones patrimoniales como presidente y anteriormente como gobernador del Estado de México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.