NATIOH

Hace dos años tuve la oportunidad de hacer un viaje a Boston, Estados Unidos, donde experimenté la tecnología de la realidad virtual por primera vez. Recuerdo que mi primera reacción fue de asombro al verificar que la tecnología de la que había escuchado y leído era real y que además las gráficas eran espeluznantemente reales. Recuerdo que jugué un videojuego de matar zombies, cacé venados con un arco imaginario y recorrí el plano arquitectónico de una casa. Al quitarme el casco estuve varios minutos desorientado al “regresar” a la realidad por lo familiar que me resultó el mundo virtual. Hoy, un par de años después utilizo ésta tecnología como herramienta de trabajo.

Quizás has visto revistas o comerciales en donde aparece una persona utilizando lo que parecen ser unos binoculares extraños y para simular que esa persona está inmersa en un videojuego de realidad virtual. Pues déjame contarte que esta herramienta no solo se utiliza como videojuego, sino que tiene un sin fín de aplicaciones productivas como: terapias para sobrepasar fobias, empatizar con enfermedades sensoriales degenerativas (como ceguera temporal), recorridos arquitectónicos a casas que aún no se construyen o la recreación de eventos históricos. Sin embargo, te contaré más acerca del desarrollo de unos colegas míos en inMateriis: Verum VR Medical.

Tengo la teoría que así como los rayos X, la tomografía y la resonancia magnética llegaron a revolucionar la medicina, la realidad virtual también tendrá una huella importante y servirá de parteaguas. Un grupo de ingenieros, una diseñadora y un doctor en imagen médica a quienes tengo el honor de llamar mis colegas, amigos y compañeros emprendedores se han dado a la tarea de diseñar un software de realidad virtual para planeación quirúrgica y docencia médica, dos áreas en la medicina con una gran área de oportunidad.

Algunos de nosotros pasamos insufribles horas estudiando libros de anatomía, y la verdad era muy tedioso y poco efectivo aprender acerca del cuerpo humano de esta manera. El primer producto de Verum se ha enfocado en ofrecer una alternativa a esta situación. Imagina poder estudiar anatomía inmerso en el cuerpo mismo. Su herramienta permite analizar todos los tejidos del cuerpo desde el ángulo que desees y en el tamaño que gustes. Puedes girar, torcer, tomar, extruir, mover y analizar la parte del cuerpo que quieras. Definitivamente y en experiencia propia me hubiera gustado aprender anatomía de esta manera y no desde un libro.

Verum no solo ha desarrollado una herramienta para docencia, sino que lo han llevado un paso más allá y también han ingeniado un software para poder llevar a cabo planeación quirúrgica. Su programa es capaz de tomar una imagen médica en formato universal (conocida como DICOM) y poder estudiar un caso clínico en realidad virtual. Esto da la posibilidad para que en casos complicados como un tumor cerebral, los médicos especialistas puedan pre-planear una cirugía antes de llevarla a cabo. La herramienta les permite entrar al mundo de realidad virtual y analizar el caso de cerca de manera no invasiva. Pueden analizar el ángulo de entrada, la manera de extirpar el tumor y las áreas de riesgo o maniobras que deben evitar durante la cirugía para un mejor resultado.

Esperemos que esta tecnología tenga cada vez más presencia en nuestro país, ya que en países como China ya es requerimiento que los médicos hagan una planeación quirúrgica antes de cualquier procedimiento complicado. ¿Qué otras aplicaciones productivas se te ocurren?

“Esta tecnología conecta humanos de una manera nunca antes vista y puede cambiar la percepción que tenemos de nosotros mismos. Creo que tiene el potencial de cambiar el mundo.” —Chris Milk

Biografía

Mi nombre es Jorge Pérez. Soy ingeniero biomédico de formación y científico y emprendedor por vocación. Desde pequeño me ha apasionado la ciencia y la tecnología y hoy en día me dedico a emprender en ciencia. Soy director de innovación en inMateriis y socio fundador de Euphonia, iniciativas que nacen desde la ciencia aplicada a resolver problemas de todos los días. Me puedes seguir en @jorgenaitoh.

El microscopio es una columna dedicada a revisar una “laminilla” a la semana en donde intentaré proporcionarle al lector una divertida y fresca manera de aprender acerca de diversos temas de ciencia y tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.