La presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Janet Hernández Sotelo, señaló que es necesario fortalecer la prevención civil ante la posibilidad de nuevos sismos en la capital del país.

Por lo anterior, recomendó al nuevo gobierno de la Ciudad de México que encabezará Claudia Sheinbaum triplicar la capacidad de respuesta del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Además, también consideró prioritario aumentar la red hospitalaria, e incentivar a cada beneficiario a contar con su Plan Familiar de Protección Civil y motivar a las empresas para que presenten su Programa de Protección Civil actualizado.

Hernández Sotelo destacó que dichas medidas seguramente salvarán vidas en caso de un fenómeno natural como sismo mayor:

“Ya hemos tenido experiencias amargas ante los embates de la naturaleza en nuestra ciudad, por eso se debe  contar con los protocolos y la infraestructura adecuada para responder adecuadamente en momentos de emergencia”.

La asambleísta llamó a las nuevas autoridades vigilar que todas las dependencias del gobierno se involucren en el tema de fortalecimiento de la protección civil, para que la población se sienta más segura de qué hacer en caso de urgencia.

Recordó que en el sismo del 19 de septiembre de 2017 la ciudadanía respondió de manera loable al auxilio de los heridos y damnificados, se unió y logró ayudar a salvar vidas, sin embargo, “como un sismo no tiene palabra de honor” y se puede presentar en cualquier momento, se debe contar con infraestructura adecuada y suficiente para auxiliar a quien lo necesite.

“La cultura de la prevención se debe actualizar constantemente para preparar a la población y que pueda poner a salvo su vida y, en lo posible, sus bienes personales”, dijo la diputada local.

También exhortó a la población a estar prevenida y actuar de manera ordenada y sistemática, como lo ha aprendido en los simulacros, para evacuar y desalojar edificios públicos, escuelas, unidades habitacionales, y lugares de riesgo inminente y, sobre todo, seguir las instrucciones de los cuerpos de emergencia que dispongan en esos momentos.

Hernández Sotelo expresó que cada familia en la capital del país debe tener lista su mochila de emergencia con documentos importantes, radio y linterna con pilas, directorio de familiares, servicios de emergencia y protección civil y de escuelas; víveres enlatados, agua embotellada al menos para dos días, herramientas para reparaciones de emergencia y un botiquín.

También es importante realizar simulacros al menos tres veces al año en los hogares, atendiendo y ubicando los lugares más seguros dentro y fuera de la casa. Detectar riesgos, diseñar un plan, practicarlo y actualizarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.