Por: Allie Ann

Terror a bordo en la costa de Long Beach, California.

Entre 1936 y 1967 el barco de pasajeros RMS Queen Mary estuvo en servicio para la compañía Cunard White Star. La embarcación, con capacidad para más de 2,000 pasajeros, realizaba viajes en el norte del océano Atlántico y causó sensación por el lujo de sus instalaciones.

El gran comedor constaba de tres pisos, también había restaurantes de menor tamaño, e incluso fue el primer barco en su tipo en tener una capilla. Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado como medio de transporte para las tropas al servicio de la corona británica, tiempo en que su lujoso mobiliario permaneció almacenado en bodegas. Al término del conflicto bélico, entre 1946 y 1947, se le adaptó de nuevo para pasajeros comunes. Fue mantenido en operación dos décadas más hasta que los veloces jets de pasajeros le arrebataron la mayor parte del mercado turístico. En la etapa posterior quedó anclado en la costa de Long Beach, California, como atracción para los turistas terrestres.

Resultado de imagen para El Queen Mary

Desde que permanece en ese punto se han multiplicado los reportes de fenómenos sobrenaturales en su interior. En la puerta 13 de la sala de máquinas se aparece el fantasma de un hombre que falleció cuando realizaba trabajos de mantenimiento. Se ha visto caminar a un joven vestido con un overol de otra época. Diversos reportes se refieren a la alberca principal: un inexplicable chapoteo cuando no hay personas ahí, y una mujer que porta un viejo traje de baño. Incluso en las temporadas en que se encuentra vacía, se han detectado supuestas huellas de pies mojados en sus cercanías.

En el llamado Salón de la Reina, usado antiguamente para grandes bailes de gala, aparece con frecuencia una mujer delgada y pálida que baila sola. Otra presencia sobrenatural se encarga de tocar melodías melancólicas en el piano de la embarcación.

Imagen relacionada

El camarote B340 es considerado el punto con mayor actividad paranormal pues se dice que allí murió asesinada una niña de ocho años. Abajo de la cubierta es frecuente escuchar el sonido de las máquinas que lo impulsaron originalmente y los gritos de los marinos que lo operaban. En resumen, se dice que en el barco más embrujado del mundo hay más de 50 espectros activos que hoy acrecientan su interés para los turistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.